23 de octubre de 2020 | Actualizado 6:29

Baleària inicia los trabajos de remotorización a gas natural del ferry ‘Bahama Mama’

El buque, el quinto de la naviera en poder navegar utilizando este combustible, incorporará novedades tecnológicas para convertirse en un smart ship
Baleària

La naviera Baleària ha iniciado los trabajos de remotorización del ferry ‘Bahama Mama’ para que pueda navegar propulsado por gas natural licuado (GNL). Una vez finalizado el proceso, a mediados del próximo mes de enero, este buque se convertirá en el quinto de la flota de Baleària en poder utilizar este combustible, que reduce considerablemente las emisiones.

Los trabajos, que se llevan a cabo en el astillero Gibdock de Gibraltar, tienen una duración prevista de cuatro meses y consisten en la instalación de dos tanques de almacenaje de gas y en la adaptación de los motores para que puedan ser propulsados por este combustible. Los dos nuevos tanques, que se situarán en la zona de popa de la cubierta superior, disponen de una capacidad de 140 metros cúbicos cada uno, lo que permitirá al ‘Bahama Mama’ contar con una autonomía de unas 750 millas náuticas.

Según apunta el comunicado de Baleària, los dos motores actuales del buque se convertirán en motores duales a gas natural licuado. Con este cambio de combustible, se prevé que el ferry deje de emitir 9.257,3 toneladas de CO2 y 885,13 de NOx al año, y elimine totalmente las emisiones de azufre y partículas (lo que supone 77,14 toneladas de SOx). El ahorro de dióxido de carbono anual sería el equivalente a la eliminación de unos 6.600 turismos convencionales (o a plantar 20.000 nuevos árboles), según cálculos de la naviera. Desde la compañía marítima han recordado que, además de reducir las emisiones de CO2 (-35%) y NOx (-85%), y de eliminar las de azufre y partículas, el GNL también reduce el ruido ambiente el 50%.

Con el cambio de combustible, se prevé que el ferry deje de emitir 9.257 toneladas de CO2 y 885 de NOx al año

Aprovechando la varada, el ‘Bahama Mama’ se someterá también a un proceso de modernización tecnológica para convertirlo en un nuevo smart ship. Una vez finalizado el proceso, el buque contará con cobertura de WhatsApp gratuita durante toda la travesía, conexión wifi, así como smart TV en los camarotes y entretenimiento digital a la carta mediante una plataforma de contenidos. También se podrá acceder a las acomodaciones mediante el uso de códigos QR y se habilitará un sistema de videovigilancia de mascotas. 

APUESTA POR EL GNL
El uso del GNL es una apuesta estratégica de Baleària, “que responde a criterios de responsabilidad social y rentabilidad económica”, según el comunicado emitido por la compañía. En esta línea, la naviera está inmersa en diversos proyectos que le permitirán disponer de 9 buques navegando a gas en los próximos dos años. Además de tres nuevas construcciones (de las cuales ya navegan dos: ‘Marie Curie’ e ‘Hypatia de Alejandría’), otro de los proyectos es el de la remotorización de seis de sus buques. Por el momento ya han concluido los trabajos de retrofit en dos de ellos: el ‘Nápoles’ y el ‘Abel Matutes’ y a ellos se sumará el ‘Bahama Mama’, en enero. Además, a lo largo de 2020 se llevarán a cabo las otras tres remotorizaciones: en el 'Martín i Soler', 'Sicilia' y 'Hedy Lamarr'. La inversión total de estas seis operaciones de retrofit será de unos 72 millones de euros (12 millones por buque), el 20% del cual será sufragado a través de los fondos CEF de la Unión Europea.