20 de octubre de 2020 | Actualizado 16:26

Tarragona potencia su apuesta de smart port con la ampliación de la red de fibra óptica

Las obras tienen un presupuesto de más de medio millón de euros, se iniciarán el último trimestre de este año y finalizarán a mediados de 2020
Puerto de Tarragona

La Autoridad Portuaria de Tarragona desplegará más de 20.000 metros de cable de fibra óptica para cubrir todo el perímetro de las instalaciones para mejorar la conectividad y prestar un mejor servicio a sus usuarios, según se ha informado desde la organización. El proyecto, en proceso de licitación, supondrá una inversión de 520.000 euros y entrará en funcionamiento a mediados del año que viene.

La ampliación de la red de fibra óptica pondrá en marcha un “punto neutro” dentro del recinto portuario para acoger los futuros racks de distribución para los diferentes operadores. La creación de este “punto neutro” permitirá que las empresas se puedan conectar a la red con el objetivo de mejorar las comunicaciones y la asistencia digital a la comunidad portuaria. Desde este “punto neutro” se desplegará una red de 64 fibras en todo el perímetro portuario, que representan unos 20 km de cable. Este cableado se distribuirá en dos tramos, Norte y Sur, para garantizar una buena conectividad en cada uno de ellos. Una vez resuelto el trámite de contratación, se prevé que los trabajos de cableado empiecen durante el último trimestre de 2019 con un período de ejecución de siete meses a contar desde la firma del contrato.

PROCESO DE DIGITALITZACIÓN
La ampliación y mejora de la fibra óptica se enmarca en el plan de digitalización que está implementando el puerto de Tarragona. Este plan consiste en incorporar las ventajas tecnológicas en la gestión y en la logística de la infraestructura para aumentar la competitividad y afrontar con garantías los retos que plantea la revolución tecnológica en la logística y en el mundo portuario, según se apunta desde la organización. La autoridad portuaria apuesta por la incorporación de las ventajas de la digitalización en ámbitos como la atención al cliente, en agilidad y eficiencia de los procesos logísticos y en los flujos de información, así como en el trabajo colaborativo en red.