2 de diciembre de 2020 | Actualizado 6:21

Finalizan las pruebas de fiabilidad en la variante Vandellòs-Tarragona

El último paso será la formación de maquinistas y la tramitación administrativa para obtener la autorización de entrada en servicio a finales de este año
Adif

Las pruebas y los recorridos de fiabilidad en la variante Vandellòs-Tarragona del Corredor Mediterráneo han finalizado, según ha informado Adif. Estas acciones eran necesarias para tramitar la puesta en servicio de esta infraestructura. Durante la semana pasada, se realizaron, a lo largo de cinco días, 386 recorridos de fiabilidad entre L’Hospitalet de l’Infant y la estación de alta velocidad de Camp de Tarragona, cruzando por los cambiadores de ancho de La Boella (en el puerto de Tarragona), y entre L’Hospitalet de l’Infant y la estación de ancho convencional de Tarragona, completándose aproximadamente 15.000 kilómetros. El gestor de infraestructuras ferroviarias ha informado de que “los primeros resultados de esta fase de las pruebas, realizadas con trenes comerciales de Renfe de la serie S-121 de rodadura desplazable y bitensión (3.000 V y 25.000 V), son altamente positivos”.

Se han realizado 15.000 km de recorridos de fiabilidad con resultados “altamente positivos”, según Adif

Las pruebas de fiabilidad consisten en someter a la infraestructura y las instalaciones a escenarios de máximas exigencias para verificar que su comportamiento cumple con los parámetros de homogeneidad, fiabilidad y estabilidad. Esta fase de pruebas completa las realizadas hasta la fecha mediante trenes laboratorio de Adif y material comercial en los tramos de ancho internacional y convencional, entre las que destacan las auscultaciones de vía y sistemas de electrificación, comprobaciones de las instalaciones de seguridad, comunicaciones y señalización como el sistema ERTMS en su nivel 1.

El siguiente y último escenario antes del enlace de la variante y su puesta en servicio será la formación de maquinistas de Renfe, que se iniciará con el informe de resultados de los recorridos de fiabilidad realizados, tal como informó el ministro Ábalos en su visita a Tarragona el mes pasado. Paralelamente, se sigue avanzando en la tramitación administrativa necesaria para la homologación de la nueva infraestructura y el conjunto de los sistemas, así como en la obtención de las preceptivas autorizaciones por parte de los organismos competentes de forma previa a la puesta en servicio a finales de este año.