5 de diciembre de 2020 | Actualizado 18:53

La terminal de TMGA en Langosteira automatiza la descarga de mercancía

Esta inversión de Terminales Marítimos de Galicia le permitirá alargar la concesión de los 24.000 metros cuadrados que gestiona hasta 2063
Puerto de A Coruña

Terminales Marítimos de Galicia (TMGA) instalará un sistema de descarga automatizado en Punta Langosteira (A Coruña) con el fin de mejorar la operatividad y eficiencia de las instalaciones que gestiona en el puerto exterior. El presidente de la autoridad portuaria, Enrique Losada, ha informado de esta mejora en la reunión del consejo de administración de este martes. La inversión de tres millones de euros, que está ultimando sus trámites administrativos, lleva aparejada un aumento de 14 años en el plazo de la concesión de 24.000 metros cuadrados que TMGA gestiona en el muelle principal de Langosteira que, de esta forma, estará vigente hasta 2063.

Losada también ha recordado a los miembros del consejo de administración que el puerto exterior de A Coruña ya registra un movimiento superior a los nueve millones de toneladas desde su puesta operativa. En la actualidad, ya son 13 las concesiones otorgadas en este espacio, con una inversión privada realizada o comprometida que alcanza los 210 millones de euros.

Antes de la reunión, los miembros del consejo de administración han visitado las instalaciones del nuevo puerto y las obras que están en marcha para completar su operatividad. Entre estas, destaca la construcción del pantalán de Repsol, que está ejecutando la multinacional española con el objetivo de trasladar a Langosteira las descargas de petróleo que actualmente se realizan en el puerto interior. Según han apuntado desde la autoridad portuaria, se trata de “un proyecto trascendente, dado que el traslado de la terminal petrolera es una de las razones que motivaron la construcción del puerto exterior”.

AMPLIACIÓN DE LA LÍNEA DE ATRAQUE
Por lo que respecta a las obras promovidas por la autoridad portuaria, la más importante en la actualidad es la relativa a la ampliación de la línea de atraque, con la construcción de 350 metros lineales que podrán entrar en servicio el año próximo. Se conforma así un muelle polivalente de 1.550 metros de longitud, para dar cabida al tráfico de graneles sólidos y mercancía general, han manifestado desde el puerto de A Coruña.

En la reunión del consejo de administración, se ha aprobado también la unificación de las tres concesiones que posee Galigrain en Langosteira, así como la renovación de las habilitaciones a Pérez Torres Marítima, Terminales Marítimos de Galicia (TMGA) y Galigrain para la prestación del servicio de manipulación de mercancías en el puerto de A Coruña. Además, se ha dado el visto bueno a los diversos planes de protección de las instalaciones portuarias y se ha otorgado una concesión a Galigrain para que mantenga su actividad de graneles sólidos en el muelle de San Diego, mientras no se complete el proceso de traslado a Punta Langosteira.