24 de octubre de 2021 | Actualizado 8:02

Se restablece la circulación en La Jonquera tras 24 horas bloqueada por manifestantes

CETM y Astic han mostrado su perplejidad por la no intervención ante el bloqueo del paso fronterizo con Francia en la AP-7 durante un día entero
Trabajos previos para restablecer el tráfico en la AP-7 en La Jonquera tras la movilizaciones | Twitter JUPOL

Las movilizaciones y los cortes de carreteras y autopistas han marcado el transcurso de los últimos días en Catalunya. Tras la huelga general del pasado día 18 de octubre, en la que se multiplicaron estos cortes por la red viaria catalana, se ha vuelto a una cierta normalidad este sábado. A pesar de ello, se ha mantenido cerrada la AP-7 a su paso por La Jonquera (Girona) en sentido Sur, es decir, desde Francia hacia España hasta el mediodía de hoy.

Como ha denunciado la patronal del transporte por carretera español CETM, se ha mantenido cerrada por los manifestantes durante 24 horas. “Miles de vehículos y sus conductores se han visto paralizados durante más de 24 horas, sin posibilidad alguna de acceder a otras vías de escape, y sin contar con los mínimos servicios básicos”, han lamentado desde la confederación de empresas de transporte. Todo ello, según CETM, ha puesto en riesgo, además, “las mercancías que transportan, como es el caso de las perecederas (frutas y hortalizas), en cuyo transporte España es el líder europeo”. Esta asociación empresarial ya expresó el viernes 18 de octubre, durante la huelga general en Catalunya, que estudiaba reclamar por los daños ocasionados derivados de los bloqueos en la red viaria.

Por su parte, el director general de la Asociación de Transporte Internacional por Carretera (Astic), Ramón Valdivia, se ha expresado en términos parecidos a CETM a través de twitter: “Es inadmisible que una situación así, en un punto neurálgico como es ese paso fronterizo haya durado un día entero”. Esta situación se ha producido, a juicio de la patronal de empresas de transporte CETM, por “la desidia de las administraciones, estatal y catalana”, que “ha puesto en grave riesgo la seguridad y el bienestar de nuestros conductores, así como la economía de las empresas de transporte afectadas, sin olvidar que la imposibilidad de cumplir con los servicios de transporte acarreará importantes problemas en todos los sectores de actividad”.