22 de octubre de 2021 | Actualizado 13:35

Cartagena apuesta por el blockchain para las operaciones logísticas de lubricantes

El proyecto piloto desarrollado por la Autoridad Portuaria de Cartagena junto a Repsol e Ilboc permite una mayor eficiencia en las operaciones portuarias
Instalaciones de Ilboc en Cartagena | Ilboc

La Autoridad Portuaria de Cartagena está desarrollando junto a Repsol e Ilboc un proyecto piloto denominado Noms4all en el que se utiliza la tecnología blockchain para las operaciones logísticas de lubricantes. Nace con el objetivo de mejorar la eficiencia de las operaciones portuarias para este tipo de mercancía ahorrando tiempo, ofreciendo información inmutable y dotando de la máxima seguridad a las transacciones, han desglosado desde la autoridad portuaria. Este sistema de nominaciones de los responsables de materializar cada operación es un compromiso entre todos los actores del proceso, comercializadora, autoridad portuaria, armador, inspector, agente, refinería y cliente.

El sistema de nominaciones, destaca la Autoridad Portuaria de Cartagena, cuenta con tres tipos de “Smart contract” (contrato inteligente): para el proveedor, el agente consignatario y el inspector de aduana. Dentro del proyecto, se ha desarrollado una plataforma en la que se puede acceder al estado de las nominaciones en todo momento, el estado de los usuarios y las refinerías con su lista de distribución. Cada vez que se crea una nominación, apuntan fuentes portuarias, se notifica por mensaje al fabricante. Con ello, se consigue digitalizar una parte de la cadena de valor que no estaba digitalizada de manera tradicional, han explicado desde el puerto murciano.

La tecnología blockchain permite una mayor coordinación para evitar demoras y errores en la operativa

La Autoridad Portuaria de Cartagena asegura que con esta plataforma evitan sobrecostes y demoras, ya que en la app quedan registrados los barcos programados. Esto permite una mayor coordinación entre la autoridad portuaria y los proveedores para que no se produzcan demoras ni errores. Además, ha señalado la institución portuaria, se ahorra un gran volumen de papeles con la documentación que habitualmente se transportaban en lancha del barco al puerto. “La ventaja que nos da el blockchain”, ha señalado la Autoridad Portuaria de Cartagena, “es que es una red en la que todos los intervinientes participan de la seguridad de la información”. Por tanto, han recordado, “cuenta con información encriptada que permite también decidir quién debe tener acceso a cada cosa, y cualquier modificación queda registrada”.

Con este sistema, todos sus integrantes salen beneficiados. Para el cargador, el beneficio es la planificación de las tasas y la gestión de los tiempos de la mercancía del puerto. En el caso de la Autoridad Portuaria de Cartagena, le facilita la gestión de las tasas y para las operaciones se consigue una mayor eficiencia al evitar la necesidad de escanear documentos. “Con esta nueva manera de trabajar”, ha manifestado la Autoridad Portuaria de Cartagena, “podemos gestionar mucho mejor la actividad del puerto, porque cuando hay un problema con un barco, todo se arregla mucho antes y optimizamos la gestión de las tasas con esta iniciativa”. “Este sistema”, han añadido, “nos ayuda a ser más sostenibles al optimizar la planificación de los buques en el puerto, evitando que se solapen o tengan que esperar, reduciendo así el consumo de combustible y el riesgo de accidentes”.