22 de septiembre de 2020 | Actualizado 14:35

La huelga por el convenio logístico en Barcelona paraliza parcialmente la actividad

Los piquetes informativos impiden la salida de camiones en los polígonos y consiguen que el puerto trabaje tan solo a un tercio de su actividad habitual
Los sindicatos han bloqueado el acceso al puerto de Barcelona por tres de sus entradas | UGT

Los transportistas y trabajadores de los centros logísticos de Barcelona han bloqueado de forma intermitente, especialmente durante la mañana, los principales centros de la provincia este miércoles, en el día de huelga convocada por CCOO y UGT para desbloquear el convenio colectivo del sector. Los piquetes han cortado tres entradas del puerto de Barcelona desde primera hora y durante toda la mañana. Cientos de personas han cerrado también el acceso a las dos entradas principales de las terminales portuarias de mercancías desde la calle tres, así como el acceso por la ronda Litoral.

Solo los camiones internacionales y los nacionales con productos perecederos han podido entrar al enclave, como preveían los servicios mínimos decretados por la Generalitat de Catalunya. La protesta ha provocado largas colas de vehículos que intentaban acceder a las instalaciones. Solo se ha podido entrar en la terminal de cruceros. La presidenta del puerto, Mercè Conesa, ha comentado que “respetamos el derecho a la huelga, como no podía ser de otra manera, ya que se trata de un derecho fundamental”. En cuanto al funcionamiento del enclave, Conesa ha apuntado que, “durante la mañana, se ha trabajado un tercio de la actividad habitual del puerto”.

Otros centros logísticos de la provincia barcelonesa también han sufrido la acción de los sindicatos, como es el caso del CIM Vallès, las centrales de UPS, DHL, Fedex, Amazon, la plataforma logística de Mercadona en Abrera o la fábrica de Seat en Martorell, entre otros.

AMENAZA DE UNA NUEVA HUELGA
Los sindicatos convocantes han valorado el seguimiento de la huelga de manera muy positiva. El responsable de Carreteras de CCOO, Juan Linero, ha cuantificado entre el 60 y el 70% los trabajadores que han secundado el paro de 24 horas. “Estamos muy contentos con la reacción de los afectados, que se han quedado frente a sus puestos de trabajo para realizar piquetes informativos”, ha apuntado Linero. Por su parte, el secretario del sector de carreteras de FeSMC-UGT de Catalunya, Juan José Pérez, ha avisado a la patronal de que “la reacción de los trabajadores pone de manifiesto que estamos fuertes y con ganas”. “Ahora toca que tanto la Administración como la patronal se ponga las pilas para llegar a un acuerdo”, ha añadido. Ambos sindicatos han avisado de que, “si no llegamos a un acuerdo en un plazo breve de tiempo, convocaremos otro paro para el mes de noviembre y este no será solo de un día”.

La patronal Transcalit ha declinado valorar la afectación de la huelga hasta disponer de datos reales a partir de mañana

Desde la patronal, el secretario general de Transcalit, Eugeni Mañes, no ha querido valorar la jornada hasta que “tengamos los datos reales de la afectación del parón, que se ha llevado a cabo en función del tipo de empresa, actividad, empleados, ubicación geográfica…”. Por su parte, la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) ha informado de que la huelga, que está previsto que finalice a las 22 horas de esta noche, se ha desarrollado de manera tranquila, sin graves incidentes, “pero es cierto que la parte sindical ha realizado piquetes informativos a lo largo del día, evitando que se llevaran a cabo los servicios establecidos”. Los sindicatos han convocado esta huelga para presionar una negociación del convenio colectivo del sector de logística y mercancías de Barcelona, bloqueado desde hace nueve años “por la intransigencia de las patronales Transcalit y UNO”.