26 de octubre de 2020 | Actualizado 14:52

MSC se propone operar en su nueva terminal de Valencia en cinco años

El proyecto de la nueva terminal de contenedores, en información pública durante 20 días, detalla las características de la futura infraestructura
Terminal actual de MSC en el puerto de Valencia | MSC

La Autoridad Portuaria de Valencia ha sacado a información pública el proyecto de TIL (Mediterranean Shipping Company, MSC) para la terminal de la ampliación Norte, que supone una inversión cercana a los mil millones de euros. El documento señala la fecha de junio de 2026 para la finalización de la construcción de la infraestructura, aunque también apunta al primer trimestre de 2025 como la fecha para comenzar las operaciones en esta terminal, que contará con 1.970 metros de muelle y 700 metros de explanada, con un total de 137 hectáreas una vez concluida por completo. El tráfico máximo que podrá manipular esta instalación, según el proyecto, será de 4,8 millones de teus anuales, y la construcción de la misma se realizará en tres fases.

En la primera de ellas, MSC prevé contar con 1.100 metros de muelle, una superficie de 86 hectáreas y una capacidad proyectada de 2,3 millones de contenedores. La segunda fase llegará hasta los 1.500 metros de muelle y 108 hectáreas, además de 3,3 millones de teus de capacidad. Finalmente, en la tercera fase, se alcanzarán los mencionados registros totales. La terminal contará, según se señala en el proyecto, con 22 grúas en el muelle y cinco puestos de atraque. Además, dispondrá de 100 grúas de patio de contenedores operadas por control remoto, tres grúas en la terminal ferroviaria, 160 equipos de transferencia de muelle a patio de contenedores, 17 camiones, dos empty container handler y tres reach stakers. El 98% de esta maquinaria será eléctrica, según recoge el proyecto de la naviera suiza, y el suministro de energía procederá de fuentes de energía renovable. También en el ámbito de la electrificación, se confirma la presencia de suministro a buque (cold ironing) con una potencia instalada a tal efecto de 15 MW y una red media tensión con tres subestaciones principales.

El patio de contenedores estará dividido en 50 módulos orientados perpendicularmente de 50 teus de longitud, nueve filas y una altura de cinco contenedores de apilado, lo que proporcionará una capacidad estática de 112.500 teus, según se detalla en el proyecto sometido a información pública. En cuanto a capacidades de manipulación en patio, en el lado muelle y con las 22 grúas operando, se podrán alcanzar los 770 contenedores a la hora, mientras que en el lado tierra se llegará a los 466 contenedores por hora. El documento también indica que el sistema de puertas previsto para la terminal puede atender confortablemente 1,5 millones de teus anuales.

LA TERMINAL FERROVIARIA ALCANZARÁ LOS 300.000 TEUS ANUALES
Una de las apuestas más importantes de MSC para la terminal Norte del puerto de Valencia es la terminal ferroviaria. El proyecto recoge la previsión de mover 300.000 teus anuales en esta instalación intermodal, que contará con seis vías de una longitud útil mínima de 1.000 metros. Los raíles serán de ancho ibérico e UIC, y estarán dispuestos en tres pares de dos vías. Tres grúas sobre raíles que abarcarán cada uno de los tres pares serán las encargadas de la operativa de la mencionada terminal ferroviaria. El proyecto de TIL prevé recibir diez trenes de media al día y un total de 2.980 ferrocarriles al año. Según destaca el documento, el sistema de puertas junto a la terminal ferroviaria permitirá un porcentaje de carga total de hasta el 38%, ampliamente superior al previsto en el plan del negocio (29%) y con margen para dar servicio a futuros crecimientos de la carga en el hinterland del puerto de Valencia.

En cuanto a los principales hitos de la construcción de la terminal, el proyecto prevé iniciar los trabajos de ingeniería en el momento en el que la Autoridad Portuaria de Valencia adjudique definitivamente la concesión. El inicio de los trabajos de construcción por parte de TIL se sitúa en enero de 2022, cuando la autoridad portuaria haya puesto a disposición de la empresa 900 de cajones de muelle y rellenos y 50 hectáreas de explanada. El final de esta primera fase se sitúa en diciembre de 2024. Para febrero de 2023, está previsto el inicio de la segunda fase de construcción, que ya tendrá por parte de la institución portuaria valenciana 1.500 metros de muelle y 99 hectáreas de explanada, obras que se prevé se terminen en septiembre de 2025, y la última fase se iniciará en febrero de 2023 cuando TIL ya cuente con el total de los metros de muelle y explanada realizados por el puerto de Valencia. La terminal estará completamente terminada en junio de 2026, según se apunta en el proyecto sometido a información pública.

TIL reitera su compromiso de utilizar la metodología BIM. Asimismo, el proyecto recoge que el plan de gestión medioambiental de la nueva instalación estará sometido a la norma ISO 14001 y al reglamento EMAS. Por lo que respecta a la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), se compromete a la integración y cohesión de la comunidad portuaria, mediante acciones de intercambio de datos de la cadena de suministro oceánica, sistemas de smartports, la reducción del consumo de energía y emisiones y la descarbonización y reducción de la huella de carbono, entre otros elementos.