29 de noviembre de 2020 | Actualizado 12:01

Los transportistas valencianos solicitan actuar sobre los costes para acceder a la profesión

Los responsables de la Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística han propuesto la formación profesional dual como solución
Carlos García y Carlos Prades junto a Roser Obrer | FVET

Los responsables de la Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística (FVET) han vuelto a poner de manifiesto la “evidente carencia de profesionales de la conducción”. El presidente y el secretario general de FVET, Carlos Prades y Carlos García, han solicitado a la directora general de Obras Públicas, Transporte y Movilidad Sostenible, Roser Obrer, “actuar sobre una de las barreras de entrada para nuevos profesionales que es el coste de las acreditaciones necesarias para el ejercicio de la profesión (el carnet de conducción y el certificado de aptitud profesional).

Para los responsables de los transportistas valencianos, “con la formación profesional dual sería posible intervenir sobre esta barrera, por lo que proponemos una actuación conjunta de los departamentos autonómicos competentes liderada por la dirección general de Transportes”. La Federación ha subrayado que en el encuentro se han tratado las limitaciones de medios humanos que afectan al Servicio Territorial de Transportes. Para la FVET, la falta de personal durante los últimos años ha provocado importantes retrasos en la tramitación de autorizaciones y acreditaciones esenciales para el desarrollo de la actividad de los transportistas por carretera. FVET destaca que si no se pone remedio “estos retrasos volverán a afectar a la actividad de los transportistas, ya que 2020 volverá a ser año de visado de mercancías y resulta fundamental estar preparados para la atención de los trámites”.

Desde la conselleria, apunta la Federación, se ha asegurado que son conscientes de la carga de trabajo que llegará con los nuevos visados y que se van a poner los medios para que los retrasos no se vuelvan a producir. Otro de los asuntos tratados ha sido el de el “difícil momento” según FVET que está atravesando el sector “ya que la mejora económica general producida en los últimos años no se ha trasladado al sector del transporte y a nuestras empresas: hay más actividad pero la rentabilidad ha descendido”, apuntan los transportistas. Finalmente, se han abordado temas como el precio del combustible, el desvío obligatorio a autopistas de peaje, el aumento de la fiscalidad sobre el combustible, la demonización del gasoil o la competencia desleal, con empresas buzón, falsos autónomos y cooperativas“.