14 de agosto de 2020 | Actualizado 13:28

Los tráficos del puerto de Barcelona certifican la desaceleración de la economía

A pesar de los descensos, la autoridad portuaria constata que "la exportación de contenedores llenos muestra una recuperación en este final de año"
Autoridad Portuaria de Barcelona

La evolución del movimiento de mercancías del puerto de Barcelona refleja la desaceleración progresiva de la economía durante 2019. El deterioro económico se ha hecho más evidente a partir del mes de septiembre, no solo en el tráfico de Barcelona, sino en el conjunto del sistema portuario. En el caso del puerto catalán, ha cerrado con 62,7 millones de toneladas los 11 primeros meses de 2019, el 0,9% más que en el mismo periodo del año anterior.

El volumen de contenedores, que ha sumado tres millones de teus, se ha reducido el 1,9% hasta noviembre. En gran parte, según ha desglosado la autoridad portuaria, este descenso se ha debido al segmento de transbordo o tránsito, que han disminuido el 2,6% y se han situado en los 1,3 millones de teus. La entidad portuaria ha destacado “el buen comportamiento de las importaciones de contenedores llenos, que han crecido el 1,8% y han sumado 545.400 teus”. Las exportaciones de contenedores llenos, 667.868 teus hasta noviembre, han caído respecto al mismo periodo del año anterior. “A pesar de que esta cifra supone un descenso, los datos de exportación de contenedores llenos muestran una recuperación en este final de año, registrando un incremento mensual del 2,2%”, ha subrayado el puerto catalán.

Por países, China, Estados Unidos y Turquía son, por este orden, los principales orígenes y destinos de los contenedores que se canalizan a través del puerto de Barcelona. En el caso de China, el incremento registrado es del 4,9% entre enero y noviembre, mientras que con Estados Unidos han aumentado el 2,5%. Por último, los intercambios de contenedores con Turquía se han disparado el 9,3% hasta noviembre.

Los graneles líquidos se mantienen como la partida de tráficos con un mayor incremento porcentual

En lo que respecta a los graneles, los líquidos acumulan un crecimiento del 8,2%, aproximándose a los 15 millones de toneladas entre los meses de enero y noviembre. En este capítulo, destaca el ascenso de los biocombustibles (+116,5%), el gasóleo (+32,6%) o los aceites y grasas (+27,3%), según ha desgranado la autoridad portuaria. Por su parte, los sólidos se mantienen en negativo, con el 1,5% menos que en el mismo periodo del 2018, y un volumen de 3,8 millones de toneladas.

Respecto a los automóviles, las terminales especializadas del puerto de Barcelona han registrado 716.661 unidades (-4,4%) en los 11 primeros meses de 2019. “Parte de esta caída viene dada por el descenso experimentado, tanto en el tránsito como en las exportaciones, aunque las importaciones se mantienen en los mismos niveles del año 2018”, ha señalado la autoridad portuaria.

Por otro lado, las mercancías transportadas a través de short sea shipping han sumado “un total de 29,3 millones de toneladas, en línea con los tráficos contabilizados entre enero y noviembre del año anterior”, según el puerto de Barcelona. En cambio, el tráfico de pasajeros ha experimentado un crecimiento del 3,7% hasta noviembre, que ha sido posible por el ascenso tanto en viajeros en ferrys (+3,3%) como de cruceristas (+3,8%).