26 de noviembre de 2020 | Actualizado 20:36

El puerto de Antwerpen trabaja para doblar su cuota ferroviaria en 2030

El segundo puerto en volumen de mercancías de la UE cierra 2019 con un incremento de tráficos por séptimo año consecutivo
Puerto de Antwerp

El puerto de Antwerpen (Amberes) ha anunciado que seguirá mejorando su movilidad portuaria mediante la consolidación más eficiente del tráfico de mercancías, una mayor digitalización de las infraestructuras portuarias y la gestión coordinada de las infraestructuras de transporte. “Un puerto creciente es un puerto en movimiento, y buscamos extender más el cambio modal en el futuro”, ha asegurado el director general del puerto, Jacques Vandermeiren”. “En el último año se movieron 24 millones de toneladas de mercancías por ferrocarril, el 7% del volumen total de mercancías. Queremos doblarlo al 15% para 2030”. Además, el directivo también ha asegurado que, en este ámbito, las tuberías también tendrán una importancia creciente.

El complejo portuario ha registrado unos resultados al alza por séptimo año consecutivo, con un aumento de los volúmenes del 1,3%, hasta los 238 millones de toneladas, en comparación al mismo periodo de 2018. “Aunque algunos segmentos han estado claramente bajo presión debido a razones económicas, el estamos avanzando en general”, ha asegurado la autoridad portuaria. “Pero este progreso no solo es económico, en términos sociales también hemos dado un paso claro a favor de la sostenibilidad y la movilidad”.

238 millones de toneladas

El puerto de Antwerpen ha canalizado 238 millones de toneladas en el presente ejercicio, el 1,3% que en 2018

A pesar de las tensiones comerciales crecientes a nivel mundial, la mercancía contenerizada ha ganado cuota de mercado hasta el 28,2% del total, del 27,5% registrado el año anterior. En total se han canalizado 11,87 millones de teus, lo que supone un crecimiento del 6,9% respecto a los volúmenes movidos el año anterior. Por su parte, el segmento de sólidos a granel ha expandido sus volúmenes el 3,4%, con 13,5 millones de toneladas, mientras que la carga no contenerizada en general “sintió las consecuencias de las turbulencias en el mundo”. Tal como ha explicado el puerto, ésta ha sufrido una contracción del 13%. En este sentido, el acero ha sido el principal producto del segmento. Finalmente, los graneles líquidos también han experimentado una reducción de los volúmenes, del 4,4%, debido al relantezimiento del crecimiento económico y a la fluctuación de los precios del petróleo.

En el presente ejercicio también se han realizado grandes inversiones en el sector químico y el logístico. Además de la inversión de 3.000 millones de euros por la empresa INEOS en el clúster químico de Antwerp, este año también se ha iniciado la red de distribución de vapor ECLUSE. Además, la multinacional Exxon Mobil ha entrado en operación y se han dado otras inversiones por parte actores como BASF, Borealis y Standic.

SOSTENIBILIDAD 
En el ámbito de la sostenibilidad, Vandermeiren ha destacado que “estamos utilizando la tecnología y experiencia que tenemos en el puerto para allanar el camino que nos vuelva un puerto neutro en emisiones de carbono”. A este respecto, el directivo ha expresado su intención de apostar por la diversidad de combustibles sostenibles. Entre otros proyectos, Vandermeiren ha anunciado que “en el futuro próximo, experimentaremos con remolcadores propulsados por hidrógeno de metanol sostenible”. Asimismo, otras posibilidades que el puerto están estudiando son “la captura de carbón y su utilización, así como la captura de carbón y su almacenamiento, junto a métodos de reutilizar el carbón en procesos circulares”. Además, ha añadido que la ambición del puerto es “hacer de la transición sostenible una realidad y tenemos un rol pionero que representar aquí”.