27 de octubre de 2020 | Actualizado 18:37
Remolcador 'Águila Pescadora' | Baleària

Baleària estrena un remolcador ecoeficiente en el puerto de Dénia

La naviera ha recibido hoy el ‘Águila Pescadora’ desde el astillero holandés Damen Shipyars Gorinchem y ha llegado a España en un carguero

La naviera Baleària ha recibido hoy en el puerto de Dénia (Alicante) el remorcador ‘Águila Pescadora’. El buque procede del astillero holandés Damen Shipyards Gorinchem y ha sido transportado en el carguero ‘Eemslift Hendrika’ hasta España. “Se trata de un remolcador de nueva construcción que tendrá como misión facilitar las maniobras de los buques y estará disponible al 100% para tareas de salvamento y emergencia en la zona”, ha asegurado la naviera. De esta manera, sustituirá a los remolcadores ‘Sea Nostromo IV’ y ‘Oceano XV’ que hasta ahora operaban en la zona.

Concretamente, el ‘Águila Pescadora’ es un remolcador modelo Stan Tug 1004 de unos 11 metros de eslora, 4,5 de manga y un motor más ecoeficiente que los motores de los dos remolcadores que han operado en este puerto hasta día de hoy. “Este motor, que reduce las emisiones de gases, permitirá a la embarcación alcanzar los 8,3 nudos de velocidad y las 4,1 toneladas de tiro”, ha explicado Baleària. Se trata del segundo encargo que la compañía realiza en estos astilleros holandeses, después de que en junio encargase el remolcador ‘Rolón Plata II’ para operar en el puerto de Ciutadella (Menorca).

El 'Águila Pescadora' sustituye así a los dos remolcadores que hasta ahora operaban en la zona

“Cabe recordar que Baleària, a través de su fundación, apoya un proyecto de reintroducción del águila pescadora la Marina Alta y La Safor, cuya imagen aparecerá en el casco del remorcador junto con el logo de Baleària”, ha explicado la naviera.

En el ámbito de la sostenibilidad, Baleària ha recordado también que en 2020 nueve de sus buques navegarán con gas natural, con el objetivo de reducir las emisiones contaminantes. Entre las nuevas construcciones y remotorizaciones, la inversión alcanza los 362 millones de euros “en una flota de smart ships que aúnan ecoeficiencia y digitalización”, según ha manifestado. Asimismo, la compañía trabaja en la apertura de nuevos tráficos internacionales, tanto en el Norte de África como en el Caribe.