27 de octubre de 2020 | Actualizado 18:37

El parque eólico Windfloat embarca su segunda plataforma desde Ferrol

El proyecto WindFloat se compone de tres plataformas, de las cuales la segunda acaba de iniciar su traslado desde Ferrol hasta Viana do Castelo (Portugal)
La estructura está compuesta por la plataforma flotante y el aerogenerador, con una turbina de gran tamaño | EDPR

La segunda de las tres plataformas del proyecto de parque eólico flotante WindFloat ha iniciado su travesía desde el puerto de Ferrol hacia su destino definitivo, a 20 kilómetros de la costa de Viana do Castelo en Portugal. Este traslado ha sucedido al realizado en el mes de octubre de la primera plataforma.

Una vez concluido su transporte, la segunda plataforma, que incluye una turbina, se instalará junto a la primera. Ambas son gemelas en dimensiones, con unos 30 metros de altura y una distancia de 50 metros entre sus columnas. A esta estructura se le sumará la tercera y ultima que, una vez situada en el enclave, conformarán el primer parque eólico flotante de Europa continental. 

La estructura está compuesta por la plataforma flotante y el aerogenerador, con una turbina de gran tamaño

La estructura que ha partido desde el puerto exterior de Ferrol está compuesta por la plataforma flotante y el aerogenerador, con la turbina más grande instalada en una superficie de estas características hasta la fecha. Una vez operativo, el parque contará con una capacidad total instalada de 25 MW, el equivalente a la energía consumida por 60.000 usuarios durante un año. El transporte de las tres estructuras flotantes WindFloat Atlantic ha supuesto un hito en sí mismo, “dado que evita la necesidad de contar con un buque de arrastre especializado y facilita que se replique”, ha señalado el consorcio Windplus en un comunicado, formado por EDP Renovavéis, Engie, Repsol y Principle Power. 

Según han explicado las empresas, la instalación destaca por sus plataformas flotantes ancladas solo con cadenas al lecho marino a una profundidad de 100 metros. Cuenta con tecnología de vanguardia que minimiza el impacto medioambiental y facilita el acceso a recursos eólicos sin explotar en aguas profundas. Asimismo, las unidades de WindFloat Atlantic también permiten albergar “los aerogeneradores más grandes del mundo” instalados en una superficie flotante, de 8,4 MW cada uno, “lo que contribuye a incrementar la generación de energía y fomenta una reducción considerable de los costes asociados al ciclo de vida”, ha finalizado el consorcio.