29 de octubre de 2020 | Actualizado 10:30

El ministerio de Transportes nace para mejorar la digitalización y la sostenibilidad

José Luis Ábalos continuará al frente del nuevo ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, que sustituye al de Fomento
PSOE

José Luis Ábalos continuará como ministro en el próximo Gobierno de España, según ha confirmado el PSOE en su cuenta de Twitter. Lo hará al frente del renovado ministerio de Fomento, que cambia su denominación por el de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, informará al Rey el próximo domingo de la composición de su nuevo Ejecutivo y, tras la publicación de los nombramientos en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del lunes, los nuevos ministros jurarán su cargo. José Luis Ábalos sustituyó a Íñigo de la Serna al frente del ministerio de Fomento en junio de 2018.

En cuanto a los retos que afrontará el ministerio en esta legislatura se encuentra el de promover una ley de Movilidad, abordar el pago por uso de las vías de alta capacidad, cuyo debate se encuentra en un punto álgido en este momento, continuar con el desarrollo de los corredores ferroviarios Mediterráneo y Atlántico e impulsar la digitalización y la descarbonización de la logística y el transporte. El acuerdo del pacto de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos incluye un plan de acción para la cadena logística, que se centrará en la mejora de la eficiencia y la sostenibilidad. El mismo forma parte de un nuevo Plan de Movilidad Sostenible, que recoge la puesta en marcha de ayudas económicas para el vehículo eléctrico y la instalación de puntos de recarga en zonas urbanas, la revisión del modelo de peajes de la red viaria de alta capacidad, la promoción de inversiones “productivas y sostenibles” en los puertos, así como la aplicación de las tecnologías de la información, telecomunicación e Internet de las Cosas (IoT) para mejorar la “interconectividad e intermodalidad” del transporte. Además, también se contemplan programas de inversión en digitalización de empresas públicas como Correos, Enaire, Aena, Adif o Renfe.

Ábalos ha hecho frente a diversos cuestiones enquistadas durante los últimos años. Entre ellas, destaca la convalidación del Real Decreto de la Estiba que se produjo el pasado mes de abril, con lo que concluyó la adaptación legal del régimen de los trabajadores para la prestación del servicio portuario de manipulación de mercancías. Los corredores de la red transeuropea de transportes, en concreto el Mediterráneo y el Atlántico, también han estado sobre la mesa durante el mandato de Ábalos. El ministro reiteró su compromiso de finalizar el Corredor Mediterráneo en 2021 durante la inauguración del Salón Internacional de la Logística (SIL) de Barcelona. Asimismo, presentó el Corredor Atlántico en febrero y anunció inversiones para el mismo de 41.000 millones de euros. En lo referente a las carreteras, su etapa ha estado marcada por la liberalización de la AP-7 entre Tarragona y Alicante el pasado 31 de diciembre, tras finalizar la concesión y, en el apartado de ferrocarril, por la liberalización del mercado de la alta velocidad en España. El ministerio de Fomento también ha trazado bajo el mandato de Ábalos una estrategia encaminada a la digitalización de la logística, que se materializará con la plataforma SIMPLE.