23 de octubre de 2020 | Actualizado 15:20

Anesco insiste en la reducción de la presión fiscal sobre las empresas estibadoras

La asociación ha recordado que poner el foco en los puertos para aumentar la recaudación lastra la economía y reduce la creacion de empleo
Comité ejecutivo de Anesco | Anesco

El comité ejecutivo de la Asociación de Empresas Estibadoras y Centros Portuarios de Empleo (Anesco) ha vuelto a insistir en su reunión de hoy en la necesaria reducción de la presión fiscal sobre la estiba "si no queremos perder competitividad y tráficos frente a otros países", según han señalado fuentes de la asociación. Anesco ha vuelto a poner de manifiesto la necesidad de revisar el tipo de gravamen de la tasa de ocupación sobre el dominio público portuario a las terminales, para poder competir con otros países dentro del mercado marítimo. La asociación ha recordado a la administración pública que poner el foco "en los puertos para aumentar la recaudación lastra al conjunto de la economía y reduce las posibilidades de generar empleo de calidad".

Anesco ha apelado en muchas ocasiones a una adecuada política de inversiones para mejorar la competitividad

Junto a esta reducción de la fiscalidad, Anesco ha apelado a una adecuada política de inversiones, en aras de mejorar la competitividad del sector. La asociación ha recordado que, tal y como ha reiterado en diversas ocasiones y foros, "en algunos casos existe sobreinversión e inversiones no productivas, que perjudican la autofinanciación del sistema y la cuantía de las tasas portuarias". Según ha señalado Anesco, el sector de la estiba es clave en la economía del país, puesto que el 90% de las exportaciones y el 60% de las importaciones españolas se desarrollan a través de los puertos. El valor de estas mercancías representa el 35% del Producto Interior Bruto (PIB) y, según ha destacado la asociación, "el 65% de estas mercancías requieren servicios de estiba y desestiba".

Anesco apela desde hace unos años a una adecuada política de inversiones y tasas portuarias en aras de mejorar la competitividad del sector. Para ello, la asociación y la Fundación Agustín de Betancourt, entidad gestora delegada de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), están analizando el sistema de tasas portuarias y su implicación en la competitividad de las terminales. Este trabajo, que tiene una duración de seis meses, estudia la presión fiscal sobre las empresas estibadoras y, en particular, la tasa de ocupación del dominio público portuario.