28 de septiembre de 2020 | Actualizado 17:04

Las huelgas francesas lastran el transporte ferroviario español con Europa

Empresas como la compañía ferroviaria multimodal Kombiverkehr han visto restringida la operativa de sus circulaciones habituales con España
Kombiverkehr

El tráfico internacional de mercancías por vía ferroviaria se ha visto muy afectado desde el pasado cinco de diciembre. El sindicato francés CGT convocó entonces una huelga indefinida como reacción a la reforma de las pensiones propuesta por el presidente francés Emmanuel Macron, a lo que se le sumó ayer un nuevo bloqueo en los puertos franceses. Ante esta situación, desde hace seis semanas, los operadores de transporte ferroviario que conectan con España han visto restringida su circulación. “En total, hemos realizado menos del 10% de la oferta de transporte habitual para nuestros clientes”, ha explicado la alemana Kombiverkehr. “Nuestra operatividad se ha visto restringida muy fuertemente”. 

La empresa multimodal ha explicado que, en el transcurso de estas semanas, ha tenido que decidir de manera individual si daba salida a cada uno de sus trenes. “Algunos partieron, aunque solo teníamos un pronóstico aproximado por parte de los administradores ferroviarios y no se podía dar una confirmación de circulación en todo su recorrido”, ha manifestado. “Además, los trenes que salieron a pesar de la huelga llegaron con días de retraso a sus terminales de destino en España”.

Los trenes de Kombiverkehr que circularon, a pesar de la huelga, llegaron con días de retraso a España

En el caso de Hupac, el 20% del tráfico ferroviario en los servicios Amberes-Barcelona y Busto-Barcelona se han visto afectados. “No parecen muchas, pero tiene un gran impacto en la sostenibilidad económica de estas conexiones”, han informado desde la empresa. Hupac ofrece solo servicios ferroviarios, por lo que no ha podido tomar medidas para paliar la situación. “Los proveedores de servicios logísticos se ven forzados a desplazar su carga del ferroviario a la carretera y nosotros perdemos volumen”.

La huelga en Francia también ha obligado a la empresa a posponer su nueva conexión Perpignan-Colonia, prevista para el 13 de enero de 2020. “A pesar del preciso y largo periodo de preparación, SNCF no nos pudo confirmar las salidas”. Por ello, la inauguración ha sido pospuesta hasta el próximo mes de marzo. Además, cabe recordar que a finales de octubre y prácticamente todo noviembre el tráfico ferroviario de la Península con el resto de Europa se vio completamente paralizado, tras un temporal que provocó daños en la infraestructura francesa.

Hupac ha reconocido que la situación está provocando un trasvase de carga del tren al camión

En cuanto al estado actual de la red, Kombiverkehr ha asegurado que “vemos una mejora paulatina en la circulación de los tráficos”. Para esta semana, el administrador ferroviario francés (SNCF Réseau) le ha asegurado todas las salidas de sus trenes. “Sin embargo, hay que tener en cuenta que próximamente aún pueden producirse retrasos y obstáculos en las circulaciones de los trenes, o incluso un rebrote de la huelga”, ha puntualizado.

OPERACIÓN PUERTOS MUERTOS
Ante la última convocatoria de huelga de CGT, que comenzó el 14 de enero y se alargará durante 72 horas, las asociaciones profesionales Transport et Logistique de France (TLF), TLF Overseas y Fédération Nationale des Transports Routiers (FNTR) han exigido a las autoridades francesas la toma inmediata de medidas. Las operaciones llevadas a cabo por las organizaciones sindicales, conocidas como ‘puertos muertos’, “han arruinado desde hace seis semanas todos los esfuerzos por revivir la industria marítima”, según ha explicado TLF en un comunicado. El presidente de TLF Overseas, Herbert de Saint Simon, ha manifestado que “el transporte de mercancías se encuentra en peligro: sin puertos, no hay comercio exterior”. Por su parte, el presidente de la FNTR ha añadido que “se deben tomar medidas específicas de forma inmediata, especialmente en relación a las empresas que trabajan en los puertos”.