26 de julio de 2021 | Actualizado 12:54
Damià Calvet durante su intervención | Generalitat de Catalunya

Catalunya asume como propio el Green Deal europeo

La Generalitat de Catalunya se ha comprometido a destinar, al menos, el 25% de sus inversiones a la lucha contra el cambio climático

El consejero de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya, Damià Calvet, ha asegurado en el marco de la primera Cumbre Catalana de Acción Climática que “el Green Deal europeo será nuestro Green Deal” y que “acogeremos todo lo que se apruebe a nivel presupuestario”. Calvet ha anunciado la intención de la Generalitat de destinar al menos el 25% de sus inversiones a la lucha contra el cambio climático, en línea con los objetivos de la Unión Europea. “Alguien nos puede preguntar cuánto costará todo esto”, ha puntualizado el consejero, “pero yo haría la pregunta inversa: cuánto nos costará si no actuamos, tanto medioambiental como económicamente”.

El objetivo de Catalunya para 2030 es reducir el 40% de las emisiones totales, incrementar la eficiencia energética el 32,5% y el 50% de la participación de las energías renovables en el sistema eléctrico catalán. De cara a 2050, se plantea lograr un balance de carbono neutro y un sistema energético 100% renovable, a través de las medidas previstas en el pacto para la transición energética.

La teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo y Movilidad en el Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz, también ha participado en la cumbre y ha recordado que la corporación municipal invertirá 563 millones de euros hasta 2030 para afrontar la emergencia climática. A este respecto, Sanz ha defendido una “transformación urbana radical” de la ciudad que incluya tasas a grandes barcos, al puerto, al aeropuerto y a “las grandes plataformas tecnológicas que hoy realizan una gran distribución de mercancías”.

“La emergencia climática se debe afrontar desde el incentivo y no desde la penalización”
Mercè Conesa Presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona

Por su parte, la presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Mercè Conesa, ha apostado por afrontar “la emergencia climática desde el incentivo y no desde la penalización” y ha criticado el cálculo que el equipo municipal ha hecho de sus emisiones. “Si acotamos bien de qué es responsable la infraestructura y la incentivamos a trabajar, podremos consensuar objetivos concretos con el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Catalunya”, ha puntualizado. Asimismo, Conesa ha pedido a la Administración Pública unos objetivos climáticos asequibles: “Esperamos desplegar a partir de 2020 medidas muy concretas y actuar, porque fijar objetivos que no son asequibles nos lleva a la frustración y a la esperanza muerta”. La presidenta del puerto ha recordado que, para 2030, se han propuesto reducir el 50% de las emisiones de CO2, entre otros, a través de la electrificación de los muelles.

Asimismo, Seat también ha sido otro de los actores invitados como ponentes en la cumbre. El director de Sostenibilidad de la empresa, Edgar Costa, ha explicado la apuesta de la compañía por el desarrollo de alternativas a los combustibles fósiles: “Ya hace años que trabajamos en esta dirección, tanto desarrollando fórmulas con gas natural como con coche eléctrico”, ha detallado. Costa ha añadido que “las renovables son estratégicas para nosotros” y que “se debe asegurar que los futuros vehículos eléctricos son cargados con este tipo de energía”. En el corto plazo, el fabricante prevé sacar al mercado diferentes modelos de vehículo privados eléctricos e híbridos.