24 de octubre de 2020 | Actualizado 15:20

Becsa y FCC construirán el nuevo atraque para líquidos del puerto de Castellón

La infraestructura será el único atraque público para el tráfico de graneles líquidos en las instalaciones portuarias de Castellón
El nuevo atraque se situará en la Dársena Sur | Autoridad Portuaria de Castellón

El nuevo atraque para graneles líquidos del puerto de Castellón entrará en funcionamiento en 2021. La autoridad portuaria castellonense ha destacado que la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Becsa y FCC se ha adjudicado la obra con un presupuesto de 4,5 millones de euros y un plazo de ejecución de las obras de 14 meses, tras el desestimiento de los anteriores adjudicatarios, la UTE formada por Rover Alcisa y Cyes. De este modo, esta nueva infraestructura entrará en funcionamiento dos años después de lo previsto, ya que en el proyecto constaba el inicio de sus operaciones para el año 2019, y así se había anunciado en la anterior adjudicación.

La instalación, que estará situada en la Dársena Sur del enclave portuario castellonense, dará servicio a los productos que importan la refinería de BP Oil, la planta de la multinacional UBE y la de biodiésel de Masol, según ha explicado el puerto de Castellón. El nuevo atraque de graneles líquidos se situará justo al Este de la actual planta de biodiésel, en el dique de conexión de la Dársena Sur. La infraestructura permitirá albergar buques de entre 5.000 y 45.000 tpm (tonelaje de peso muerto), de esloras comprendidas entre 110 y 210 metros. La instalación estará formada por un pantalán de atraque y tres plataformas de amarre pilotadas que servirán para asegurar los buques.

El concurso para el nuevo atraque se ha resuelto tras el desestimiento de los anteriores adjudicatarios

Esta infraestructura se convertirá en el único atraque público para este tipo de tráficos, ha manifestado el enclave portuario castellonense. El presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón, Francisco Toledo, ha afirmado que disponer "de un atraque más permitirá al puerto de Castellón aumentar su capacidad y responder así al aumento de demanda de tráfico de graneles líquidos, tras las inversiones de BP y UBE, y la planta de biodiésel de Masol”.