1 de diciembre de 2021 | Actualizado 19:33

Solo una de cada diez capitales españolas cuenta con un plan integral para la última milla

Un estudio de la consultora Idencity emplaza a los entes municipales a apostar por digitalizar el transporte para mejorar la gestión de la carga y descarga
Ayuntamiento de Zaragoza

La consultora Idencity ha constatado que solo una de cada diez capitales de provincia españolas cuenta con un plan integral para la movilidad de mercancías. El estudio ‘Índice de Movilidad Sostenible de las Capitales de Provincia de España (IMSCE 2020)’ concluye que, de las 52 capitales de provincias españolas analizadas, tan solo el 13% dispone de un plan para el reparto de mercancías que incluya aspectos como la regulación de las zonas de carga y descarga, el telecomando y la adecuación de demanda de las plazas de carga y descarga y la propia logística nocturna. 

En este sentido, el estudio conmina a los entes municipales de las capitales de provincia a apostar por la integración de tecnologías de digitalización del transporte para mejorar la gestión de los procesos de carga y descarga. Algunos de los ejemplos que han sido propuestos son la regulación de espacios, un horario de operaciones, la gestión de accesos, la eficiencia en el uso de las flotas logísticas o el telecomando de las plazas. Según el informe, A Coruña, Barcelona, Burgos, Logroño, Madrid, Málaga y Murcia son las que mejor han desarrollado estos sistemas de gestión logística digital.

LA LOGÍSTICA NOCTURNA ES LA ESTRATEGIA MÁS EXTENDIDA
Por otra parte, el documento elaborado por Idencity también ha destacado que la logística nocturna es una de las estrategias sostenibles en movilidad urbana más extendidas entre las capitales de provincia españolas. En total, el 25% de las capitales han implantado procesos administrativos para permitir la operativa nocturna, “que es una de las estrategias con mayor impacto en términos medioambientales, de calidad de vida para los ciudadanos y de eficiencia económica”, ha recordado la consultora. “La distribución urbana de mercancías puede suponer hasta el 40% del tráfico total de las ciudades y la logística nocturna garantiza una mejora en los tiempos de entrega por la reducción de vehículos en circulación, lo que repercute en una mejora de la eficiencia, una disminución de emisiones y una reducción de los kilómetros recorridos por operación”, ha explicado el responsable de Movilidad de Aecoc, Marc Nicolàs. 

El 25% de las ciudades han implantado procesos administrativos para permitir la logística nocturna

De hecho, según los cálculos de Aecoc, la logística nocturna conlleva una reducción del 30% en los kilómetros recorridos por los transportistas en comparación con la distribución diurna, lo que supone una disminución de entre el 13% y el 31% en las emisiones de CO2. El informe señala, asimismo, que a pesar de ello, esta sigue siendo una de las asignaturas pendientes para las ciudades. “Se trata de una solución viable y eficaz con un alto impacto en la calidad de vida de los ciudadanos, en el medioambiente y en la productividad, por lo que aún hay mucho camino por recorrer hasta que su aplicación sea mayoritaria”, ha indicado Nicolàs.