23 de enero de 2021 | Actualizado 10:25

Los transitarios alertan de los posibles cargos de las navieras ante la crisis del coronavirus

Fiata observará la posición de las navieras en lo referente a los cargos que puedan establecer por la demora o retención de contenedores en China
Hong Kong Maritime and Port Board

La federación internacional de transitarios (Fiata) ha alertado de los efectos del coronavirus de Wuhan (China) para el transporte internacional de mercancías, especialmente por la posición que pueden adoptar las navieras con cargos de demora o detención de contenedores. El director general de Fiata, Stéphane Graber, ha señalado que la decisión “del Gobierno y las provincias chinas para extender el Año Nuevo chino, así como las nuevas restricciones sobre el movimiento de personas , tiene un efecto significativo en el movimiento de mercancías que plantea problemas para los transitarios internacionales”.

En este sentido, Fiata ha manifestado que su posición es clara: “Cuando los eventos están fuera del control del agente de carga internacional, como está sucediendo en China, las navieras deben analizar la recaudación de dichos cargos”. Graber ha afirmado que la situación en China “no debe verse como una oportunidad para que las navieras obtengan ganancias inesperadas para compensar otros gastos operativos”. El director general de la federación de transitarios ha señalado que éste “es un momento para que las compañías ejerzan la responsabilidad corporativa que cumpla con las expectativas de la comunidad en circunstancias tan difíciles”, según el directivo de Fiata.

Los transitarios esperan que las navieras cumplan con su responsabilidad ante estas circunstancias

La International Chamber of Shipping (ICS) ha aconsejado a sus miembros, que representan el 80% de la flota mercante mundial, que tomen medidas para limitar la propagación del coronavirus. La organización ha señalado que estas instrucciones reflejan el consejo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha afirmado que si “se toman ciertas medidas, no deberían producirse restricciones innecesarias del tráfico internacional, lo que significa que los puertos y navieras mundiales puedan continuar operando”, ha apuntado ICS. El secretario general de ICS, Guy Platten, ha manifestado que la industria naviera “siempre priorizará la salud de nuestra tripulación y la salud pública por encima de todo”. Por eso, “hemos recomendado que todos nuestros miembros en todo el mundo sigan las medidas de la OMS”. Platten ha explicado que al “implementar las medidas en su totalidad, estamos evitando el cierre innecesario de cualquier puerto”. La International Chamber of Shipping ha adelantado que si las recomendaciones de la OMS cambian con el cierre de puertos específicos por razones médicas, recomendamos que el puerto en cuestión y los armadores sigan este consejo”.

RECOMENDACIONES PARA LAS TRIPULACIONES Y LAS NAVIERAS
La International Maritime Health Association (IMHA) ha lanzado una serie de recomendaciones dirigidas a las tripulaciones y las compañías navieras. Entre ellas, se encuentran la de no restringir el embarque o desembarque de los marineros en puertos no afectados, ni las visitas necesarias al barco por parte de agentes portuarios, personal de servicio u otros. También han recomendado no visitar los mercados de alimentos en China y evitar la provisión de pescado y aves de corral en dicho país. También respecto a la alimentación, desaconsejan consumir huevos crudos, leche y carne y emplazan a observar en la cocina una estricta higiene de los alimentos para evitar la contaminación cruzada.

El organismo recuerda que es necesario almacenar mascarillas de protección para la tripulación (cinco unidades por persona) y proporcionar la vacuna antigripal, desinfectante de manos a base de alcohol y mascarilla al inspector de barcos y otros empleados de la compañía que viajen a China. Si una persona a bordo se enferma y ha viajado a las áreas afectadas entre 2 y 12 días antes del embarque, debe permanecer en su cabina, según IMHA. Asimismo, ha indicado que si una persona enferma está a bordo del barco, se debe completar la declaración de salud marítima y notificarlo a la autoridad portuaria.