22 de septiembre de 2021 | Actualizado 16:19

Adif se suma a la estrategia ferroviaria mundial contra el cambio climático

El gestor ferroviario ha alineado su posición con la de la Unión Internacional de Ferrocarriles (UIC) para conseguir la neutralidad en carbono en 2050
Adif

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha firmado el Compromiso de Responsabilidad Climática 2019 de la Unión Internacional de Ferrocarriles (UIC). Según ha señalado Adif, este acuerdo “reconoce la importancia crítica de tomar medidas inmediatas para dar visibilidad al ferrocarril como el medio de transporte fundamental en la lucha contra el cambio climático”. 

Este acuerdo es una extensión del mismo documento firmado en 2015, que pretende alinear la posición del sector con los nuevos retos que se plantean en la lucha contra el cambio climático. En este sentido, la UIC ha dado un paso adelante al igualar su objetivo de emisiones de CO2 en 2050 para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París: neutralidad en carbono en 2050, en lugar de una reducción del 75% en esta misma fecha. En concreto, el documento asumido por la entidad ferroviaria supondrá la reducción del consumo de energía y las emisiones de CO2, la neutralidad en carbono en 2050, así como la contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

El Compromiso de Responsabilidad Climática de la UIC pretende alcanzar la neutralidad en carbono en 2050

Asimismo, la adhesión a este Compromiso ha reforzado el papel de la sostenibilidad en la estrategia de Adif, en concreto, en el ámbito ambiental en cuanto a contribuir con un transporte más respetuoso con el medio ambiente y responsable en el uso de los recursos. Por otra parte, el gestor ferroviario ya ha elaborado su propio Plan de Lucha Contra el Cambio Climático, para el periodo 2018-2030. La finalidad de este plan es aumentar la contribución del ferrocarril a los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). El Plan cuenta con cinco líneas de actuación principales, tanto en materia de mitigación como de adaptación al cambio climático, que integran 17 programas y 56 proyectos. Se trata de un documento vivo que periódicamente se irá revisando para actualizar su contenido y ajustar las metas establecidas.