30 de noviembre de 2020 | Actualizado 6:03

La Fundación Valenciaport mide las emisiones de dos buques de Baleària

El estudio, que recoge los datos del trayecto Barcelona-Ibiza, cuantificará las ventajas medioambientales de optar por el GNL como carburante marino
Técnicos de Baleària y Valenciaport | Valenciaport

Profesionales de la Fundación Valenciaport y un equipo de técnicos de la naviera Baleària, se han desplazado a Barcelona e Ibiza para continuar con el estudio de la emisión de dos buques de la naviera. Los trabajos se han centrado en los barcos ‘Abel Matutes’ y ‘Sicilia’ durante la ruta Ibiza-Barcelona.

Por lo que respecta al ferry ‘Abel Matutes’, los expertos de la Fundación Valenciaport han contabilizado las emisiones durante el trayecto entre Barcelona y Mallorca, teniendo en cuenta que este buque ya está adaptado y navega mediante el uso de gas natural licuado (GNL). Por su parte, los técnicos de Baleària han medido las potencias de los motores. En el caso del buque ‘Sicilia’, se ha calculado el nivel de emisiones, ya que se propulsa con combustible tradicional. No será hasta el 20 de febrero cuando se obtenga una comparativa. Ese día está previsto que el ‘Sicilia’ realice el mismo trayecto, pero propulsado a gas.

BALEÀRIA MANTIENE SU APUESTA POR EL GNL
El proyecto, que se enmarca dentro de LNGHIVE2 Green & Smart Links, tiene como objetivo la remotorización y adaptación de cinco buques de Baleària (‘Abel Matutes’, ‘Nápoles’, ‘Sicilia’, ‘Bahama Mama’ y ‘Martín i Soler’) para ser propulsados por GNL. Desde la Fundación Valenciaport, tal y como han manifestado miembros de la organización, “se encargan de la validación del retrofitting, así como de la realización de los respectivos análisis de coste-beneficio”.

Conscientes de la importancia del planeta y del impulso de medios de transporte más sostenibles y menos contaminantes, desde la Fundación Valenciaport y Baleària apuestan por el GNL ya que es una “energía limpia y respetuosa con el medio ambiente”. Según estudios y análisis científicos, este tipo de combustible emite el 30% menos de CO2 y elimina las emisiones de óxido de azufre si se compara con otros carburantes fósiles.