30 de noviembre de 2020 | Actualizado 6:03

Transfesa Logistics continuará con el transporte internacional de Volkswagen hasta 2022

El operador ferroviario transportará los vehículos desde Alemania y República Checa a España y desde las fábricas de Martorell y Navarra a Alemania
Volkswagen ha renovado su confianza en Transfesa Logistics | Transfesa Logistics

Volkswagen Konzernlogistik ha renovado con Transfesa Logistics los servicios de transporte por ferrocarril de automóviles desde cuatro puntos de Europa hasta Ciempozuelos (Madrid) y Tarragona. La compañía ha destacado que se hará cargo hasta septiembre de 2022 de la operativa del tráfico internacional de vehículos con origen en las localidades alemanas de Ingolstadt, Neckarsulm y Mosel y Mlada Boleslay en República Checa. Asimismo, Transfesa Logistics seguirá también a cargo de estos tráficos para el grupo Volkswagen desde Martorell hacia el Sur de Alemania y los que parten de la fábrica de la compañía automovilística en Navarra con destino al Sur de Alemania, Suiza y Austria.

Entre los factores clave que se han tenido en cuenta para renovar la apuesta por este tipo de transporte ferroviario con Transfesa Logistics, el operador ferroviario ha destacado la competitiva apuesta económica, así como la contribución al medio ambiente que se consigue al optar por el tren, ya que supone una gran reducción de emisiones de CO2. Tranfesa Logistics ha indicado que el tráfico registrado en el mes de diciembre desde Martorell hacia el Sur de Alemania ha supuesto 33,45 toneladas de CO2, cantidad muy inferior a las 120 toneladas que se hubiesen emitido al realizar estos viajes por carretera.

El operador incorporará a sus rutas de transporte internacional 100 vagones con más capacidad de carga

Transfesa Logistics ha apuntado que la continuidad de este contrato afianza la relación con uno de sus principales clientes con el que trabaja desde hace años. El operador ha destacado que, junto a la flota de porta-autos que empleará en estas conexiones ferroviarias, en los próximos meses se incorporarán a las rutas de transporte internacional 100 vagones que han sido reformados para aumentar su capacidad de carga y su eficiencia. Estas unidades emiten 36 toneladas menos de CO2 que su equivalente en camión y suponen un paso más de la compañía en su apuesta por la construcción de cadenas de suministro sostenibles.