19 de enero de 2021 | Actualizado 17:37

La escasez de conductoras y de jóvenes lastra el sector del transporte en Europa

La IRU calcula que la falta de conductores alcanzará una cuota del 36% en 2020 y advierte que el problema se agudizará si no se plantean soluciones
IRU

La International Road Union (IRU) apunta a un incremento de la escasez de conductores profesionales en el sector del transporte por carretera para este año. Concretamente, la falta de estos profesionales ascenderá desde el 23% que experimentó en 2019 al 36% en el presente ejercicio. “Para alentar a más mujeres y gente joven a entrar en la profesión, es esencial realizar cambios que garanticen unas mejores condiciones de trabajo”, ha señalado, a su vez, el presidente de la asociación polaca de transportistas ZMPD, Jan Buczek.

Ante esta situación, la IRU ha propuesto armonizar y reducir la edad mínima para ejercer como conductor profesional; desarrollar una carta conjunta junto al European Shippers’ Council (ESC) para mejorar el trato a los conductores; y la creación e inversión en áreas de aparcamiento de camiones más seguras. La organización ha recordado que, a través de fondos europeos, ya se han destinado 60 millones de euros para desarrollar este tipo de áreas y propulsar iniciativas que incentiven a que las mujeres trabajen en esta profesión.

“Se necesita urgentemente más cooperación público-privada en la industria del transporte”
Umberto de Pretto Secretario general de la IRU

“Aunque hemos alcanzado metas y avanzado, se necesita urgentemente más cooperación público-privada para asegurar que la industria continúe esforzándose y registrando resultados, como sustento de la economía global”, ha comentado el secretario general de la IRU, Umberto de Pretto.

Por su parte, Buczek también ha señalado “la necesidad de que los Estados se involucren más para facilitar que la gente joven se dedique al sector” y, por ello, ha defendido medidas para “ayudarles a superar los altos costes requeridos para la formación y cualificación”. Asimismo, también ha puntualizado que se deben cambiar las regulaciones del transporte, porque “para utilizar las calificaciones adquiridas los estudiantes deben poder trabajar” y la normativa “solo les deja hacerlo con 21 años”. Por ello, el presidente de la asociación ha puntualizado que, antes de alcanzar esta edad, “existe el riesgo de que empiecen a trabajar en otra parte y no vuelvan a esta profesión”.