26 de noviembre de 2020 | Actualizado 19:02

Los operadores logísticos activan protocolos de actuación en España por el coronavirus

Las empresas del sector optan por el teletrabajo siempre que sea posible y por evitar reuniones y viajes para contener la epidemia y mantener su actividad
Manitou

La gran mayoría de empresas en España, incluidos los operadores logísticos, han puesto en marcha protocolos y actuaciones durante los últimos días con un doble objetivo: salvaguardar sus operaciones y contener la epidemia del coronavirus. Los directivos y todos los empleados con posibilidad de teletrabajar, lo están haciendo ya, además de evitar reuniones privadas, eventos públicos y viajes. Nadie descarta tomar medidas suplementarias en función de cómo evolucione la crisis, incluso paralizar su actividad en las zonas más afectadas del país. De hecho, mañana jueves está previsto que el Gobierno de Pedro Sánchez apruebe nuevas recomendaciones y actuaciones, tras las ya anunciadas, y hoy mismo, por ejemplo, la Generalitat de Catalunya también ha emplazado a cancelar los actos de más de mil personas.

Los ministros europeos de Transportes se reunirán la próxima semana por videoconferencia para tratar la crisis

También los ministros de Transportes de la Comisión Europea y la comisaria de Transportes, Adina Valean, se reunirán por videoconferencia a lo largo de la próxima semana para tratar la crisis del coronavirus. “Nuestro sector es uno de los más afectados por la propagación de la enfermedad, por lo que necesitamos colaborar entre los diferentes Estados miembro”, ha subrayado Adina Valean. Por ello, en función de las decisiones que tomen las autoridades españolas a lo largo de este jueves, o las europeas la próxima semana, los operadores logísticos y de transporte readaptarán sus estrategias. 

La compañía de envíos urgentes CTT Express ha establecido un plan de contingencia y diversas pautas a seguir para garantizar la salud de sus equipos. El operador ha acordado continuar con su servicio de reparto urgente con normalidad, con el objetivo de evitar retrasos en las entregas a sus clientes. No obstante, ha establecido una serie de medidas entre sus trabajadores, que buscan evitar el contagio y la propagación del virus mientras ejercen su actividad. Al mismo tiempo, CTT Express trabaja en una batería de medidas extraordinarias destinadas a asegurar la continuidad del servicio en el caso de que la situación sanitaria cambie. La dirección de CTT Express también ha decidido suspender los viajes y reuniones para reducir las posibilidades de contagio y se ha sumado a las recomendaciones expuestas por los profesionales sanitarios.

CTT Express trabaja en una batería de medidas extraordinarias para asegurar la continuidad del servicio

De igual manera ha procedido Correos, que “dispone de un protocolo de actuación adecuado” para afrontar la crisis del COVID-19. Ha señalado facilitar soluciones de flexibilidad horaria y cambios de turno para la conciliación de la vida familiar, medidas organizativas para colectivos de riesgos y teletrabajo. También ha suspendido todos los viajes internacionales a países de riesgo y se ha recomendado anular igualmente los viajes nacionales que no sean estrictamente imprescindibles, sustituir las reuniones presenciales por video/teleconferencias, así como sustituir la formación presencial por formación online cuando sea posible. Respecto a la cancelación de vuelos con origen en Italia, se están adoptando medidas organizativas para buscar rutas de transporte terrestre alternativas.

En cuanto al impacto operativo, la principal consecuencia para Correos ha sido la reducción en los envíos recibidos desde China. Desde hace tres semanas, las incidencias han afectado al flujo regular de envíos desde China dirigidos a la Península debido al cierre de las instalaciones logísticas, a la cancelación de vuelos interiores y a las restricciones impuestas a la libre circulación de personas y mercancías. La consecuencia de todo ello es que “los plazos de llegada a España de los envíos procedentes de China se han alargado”, ha destacado el operador.

A nivel operativo, Correos ha experimentado retrasos debido a la reducción de envíos procedentes desde China

Por su parte, Fedex Express también se ha adherido a las regulaciones y pautas de las autoridades gubernamentales relacionadas con la contención del coronavirus. En concreto, estas restricciones de viaje y laborales pueden afectar a los envíos entrantes y salientes, desde y hacia las áreas afectadas, así como a los envíos que se muevan dentro de esas áreas. No obstante, Fedex Express ha asegurado que se mantienen sus vuelos desde y hacia las áreas afectadas, según lo permitan las condiciones y restricciones locales, así como “haber tomado las precauciones recomendadas en términos de salud y seguridad del piloto, del miembro de equipo y del cliente”.  

La transitaria Raminatrans ha informado, asimismo, que su nivel de prestaciones de servicios logísticos “no ha sufrido modificaciones”. Las oficinas ubicadas en la Península, así como en Canarias y Baleares están “a pleno rendimiento”, y han establecido un plan de contingencia para poder llevar a cabo sus operaciones. Según han indicado en un comunicado, “existen protocolos para que, en el caso de que fueran necesarios, se activaría la rotación del personal en las oficinas con presencia física y teletrabajo”.

Por su parte, Gefco ha explicado que todos sus centros operan con normalidad en España. “Con nuestra experiencia en soluciones ‘time critical’, buscaremos activamente soluciones para minimizar y resolver cualquier interrupción del servicio”, ha manifestado. Muchas otras compañías logísticas también han anunciado la implementación de medidas similares a las desglosadas anteriormente, como es el caso de Transfesa Logistics o DHL Express, que incluyen la activación de planes de contingencia y protocolos de comunicación interna y externa.

LAS ASOCIACIONES EMPRESARIALES ANALIZAN LA SITUACIÓN DE CRISIS
La patronal catalana Pimec ha apuntado que, frente a los efectos del coronavirus, los autónomos y las pymes esperan una reducción en las ventas en los próximos meses debido al aumento de las bajas laborales. Además, el 66% prevé que este impacto se intensifique y el 22% implementará medidas de teletrabajo en la medida de lo posible, según las consultas realizadas a sus asociados. 

Por otro lado, la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic) ha solicitado al Ejecutivo protocolos de actuación en firme y equipamientos de protección individuales, como mascarillas y geles desinfectantes, para proteger la salud de los conductores profesionales del transporte de mercancías por carretera que deban acudir o atravesar zonas de alto riesgo de contagio de coronavirus, como Madrid, La Rioja y Vitoria. “El transporte de mercancías es uno de los pocos sectores que debe mantener su actividad, por lo que solicitamos marcos de actuación y medidas de protección para nuestros conductores que están accediendo a las zonas cero de contagio para proveer de productos”, ha demandado el director general de Astic, Ramón Valdivia.

Astic demanda marcos de actuación adicionales para proteger a los conductores de mercancías por carretera

Con la implementación de restricciones a la circulación de los camiones en Europa, como en Italia y Austria, Astic ha insistido en que los conductores de transporte por carretera deben circular para garantizar los suministros. La asociación ha pedido, además, la prohibición de la participación de los conductores en las labores de carga o descarga para reducir contactos, la suspensión de la prohibición a la pernocta en cabinas y que los descansos puedan realizarse fuera de las zonas aisladas, entre otras. 

ABASTECIMIENTO EN LOS SUPERMERCADOS
A pesar de que hasta la fecha no se haya anunciado ningún tipo de desabastecimiento en las ciudades o zonas más afectadas por los contagios de coronavirus en España, se han producido colas y compras desenfrenadas de alimentos en los supermercados en Madrid y País Vasco. Esto ha provocado que muchas tiendas se queden sin productos y que los distribuidores hayan demandado movilizar a proveedores y operadores logísticos para incrementar el volumen de productos en sus almacenes para evitar roturas de stock. En este sentido, la Asociación de Empresas de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc) han lanzado un mensaje de tranquilidad a los consumidores y han asegurado que “estamos preparados para garantizar el abastecimiento de productos de alimentación”.