30 de noviembre de 2020 | Actualizado 6:03

Europa multiplica acciones para contener el coronavirus y limitar su impacto económico

Los estragos socioeconómicos provocados por la pandemia han obligado a la Comisión Europea y al Gobierno a contemplar nuevas medidas de apoyo al sector
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa, al inicio de la reunión del Comité de Evaluación y Seguimiento del Coronavirus | Moncloa

Los estragos sanitarios y socioeconómicos sufridos por los países más afectados por el coronavirus en la Unión Europea, como es el caso de España e Italia, han forzado a las instituciones tanto europeas como estatales a endurecer las medidas para contener los contagios, como nuevas restricciones a la movilidad de personas y mercancías, y, al mismo tiempo, para paliar los efectos en la economía. Así, para limitar el impacto económico de esta crisis sanitaria, se desbloquearán fondos europeos, estatales y autonómicos para el apoyo sanitario y laboral, pero también para respaldar a los sectores más perjudicados por la situación, como el transporte. También España ha endurecido la movilidad con Italia y ha suspendido la escala de todos los cruceros en sus puertos y Marruecos ha prohibido el tráfico de pasajeros con España, medida que se suma a la de Estados Unidos respecto a todos los ciudadanos europeos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido para informar de las medidas del plan de choque que han sido aprobadas este jueves en respuesta al COVID-19. “Es una emergencia sanitaria, pero también es económica”, ha afirmado Sánchez, por lo que inyectará 2.800 millones de euros a las comunidades autónomas para luchar contra el coronavirus. El presidente también ha anunciado una moratoria en el pago de impuestos a empresas que, según los cálculos el Ejecutivo, inyectarán 14.000 millones de euros al sistema para dotarlo de liquidez ante la parálisis de la actividad económica. Además, se han aprobado una serie de medidas para autónomos y pymes, así como para las empresas del transporte y de la hostelería y el turismo.

400 millones de euros

El Ejecutivo creará una línea ICO de 400 millones de euros destinados al transporte y al turismo

Entre otras medidas dedicadas a garantizar el suministro de medicamentos, ayudas a las familias y protección al empleo en pymes, Pedro Sánchez ha avanzado iniciativas de apoyo al sector del transporte y el turismo. En concreto, creará una línea ICO de 400 millones de euros para ayudar a las empresas de estos sectores a paliar los efectos del coronavirus. El presidente ha propuesto la flexibilización de los slots (franjas horarias) en los aeropuertos para “aliviar a las compañías aéreas” y evitar que operen vuelos vacíos. De esta forma, las aerolíneas podrán cancelar vuelos sin perder permisos de despegue y aterrizaje. No obstante, Sánchez ha puntualizado que esta medida requerirá “de la previa aprobación de las autoridades europeas”.   

Para evitar que la pandemia siga su curso, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha anunciado que el Ejecutivo comunitario destinará una inversión de 25.000 millones de euros para para apoyar los sistemas sanitarios y mercados europeos. Según ha explicado, esta misma semana presentará la petición ante el Consejo y Parlamento Europeo para desbloquear los primeros 7.500 millones, que se distribuirán a los Estados miembro en las próximas semanas. 

Bruselas destinará 25.000 millones de euros para paliar el impacto del coronavirus en los Estados miembro

En este sentido, la Organización Internacional de Transporte por Carretera (IRU) ha solicitado, tanto a la Comisión Europea como a los Estados miembro, que tomen medidas “para minimizar el impacto de las restricciones para garantizar el suministro de mercancías”. La IRU ha subrayado que el cierre de fronteras podría suponer para el sector unas pérdidas de hasta 60.000 millones de euros y ha solicitado “evitar el bloqueo del transporte transfronterizo”. 

Por otra parte, según ha destacado la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer), la suspensión de la actividad educativa decretada en prácticamente todo el país impide a los transportistas renovar el CAP (Certificado de Aptitud Profesional). Por ello, la asociación ha solicitado al ministerio de Transportes que apruebe con carácter extraordinario una extensión de su vigencia -debe renovarse cada cinco años- para que los transportistas puedan ejercer su actividad con normalidad.

ADIF Y ENAIRE DETECTAN CASOS DE CORONAVIRUS EN SUS PLANTILLAS
Cada vez son más las empresas que han detectado contagios entre sus empleados por el coronavirus. Entre ellas, Adif ha informado este jueves de que uno de sus trabajadores ha dado positivo. Según la gestora ferroviaria, “se han identificado a las personas que han mantenido contacto directo con el trabajador afectado en los últimos días y se les ha comunicado que no acudan a su puesto de trabajo”. Por su parte, Enaire ha comunicado que dos controladores aéreos de su centro de control de Barcelona han dado positivo y se están planteando nuevas medidas para evitar nuevos contagios. La propagación del virus ha generado una creciente aceleración de medidas como el teletrabajo y nuevas medidas sanitarias de prevención, como la limpieza y desinfección de las instalaciones de las oficinas y empresas de todo el país.