23 de enero de 2021 | Actualizado 10:25

STEF supera los 100 millones de beneficios en su centenario

El operador especializado en logística del frío ha generado un volumen de negocio de 3.441 millones de euros en 2019
STEF

El grupo de logística y transporte de productos alimentarios a temperatura controlada STEF ha alcanzado unos beneficios netos de 100,3 millones de euros en el ejercicio de 2019. Fundado en 1920, el operador ha superado por primera vez la barrera de los 100 millones, con un crecimiento interanual del 6,2%. “Hemos demostrado nuestra habilidad para transformarnos, pavimentando el camino para un futuro crecimiento”, ha señalado el presidente de STEF, Stanislas Lemor.

En el último ejercicio, STEF ha alcanzado una facturación de 3.441 millones de euros, con un aumento del 5,7% interanual. “Basados en nuestros sólidos resultados, el comité de dirección propondrá un dividendo de 2,65 euros por acción”, han adelantado desde la empresa. Asimismo, distribuirá 30.000 euros entre los trabajadores. En este sentido, STEF han asegurado que “hemos trazado un curso exitoso en el transcurso de los años, sin perder de vista nuestra misión de proveer a la gente con los alimentos que necesita”.

STEF augura que la resiliencia y equilibrio de su negocio le ayude a paliar el impacto del coronavirus

Respecto a las previsiones de cara al presente ejercicio, “a pesar de que continuamos cautos sobre 2020, debido a la evolución del mercado y al clima de salud pública, confiamos en la resiliencia y equilibrio de nuestro modelo de negocio”, ha augurado Lemor. En este sentido, desde STEF han asegurado que ahora están “completamente enfocados” en abordar retos como el cambio precipitado de la industria alimentaria y la transición energética. Por su parte, el reto para el negocio marítimo de STEF será consolidar su posición hasta 2027. “En los próximos meses, priorizaremos la transición energética, la innovación, la experiencia del consumidor y la transformación digital para desbloquear ventajas competitivas”, ha concluido el operador.

RESULTADOS POR SEGMENTOS
Dividido por negocios, STEF Francia ha registrado una facturación superior a los 2.000 millones de euros. “La organización en unidades de negocio, introducida para atender mejor las necesidades de los consumidores en un mercado extremadamente fragmentado, ha comenzado a producir resultados”, ha resaltado la compañía. En este ámbito, el grupo ha crecido en el segmento de refrigerados, debido a “la mejora en la calidad de sus servicios y al aumento de nuevos emplazamientos”.

En el segmento de los congelados, la empresa ha revisado su modelo del transporte. Asimismo, en el de temperatura, seco y ambiente ha mantenido una tendencia al alza, con un nuevo enfoque en la cobertura geográfica. “Pronto empezaremos a trabajar para expandir las principales ubicaciones”, ha añadido. El segmento de retail también ha registrado resultados positivos, impulsados por el desarrollo del e-commerce. Además, el de servicios de alimentación ha crecido “gracias al mayor apoyo a los planes de desarrollo de cliente y los almacenes”. Por su parte, las sinergias entre el negocio de empaquetado industrial Dyad y el negocio de co-empaquetado de STEF “ha abierto nuevas oportunidades de crecimiento”, según ha explicado.

En España, STEF ha reforzado su posición en el grupaje y en los servicios de alimentación.

En el ámbito internacional, el negocio ha experimentado un crecimiento orgánico alentado por las recientes adquisiciones. En España, STEF ha reforzado su posición en el grupaje doméstico e internacional, así como en los servicios de alimentación. En Italia, el año se ha visto marcado por el impulso del segmento de congelados en línea con los estándares del grupo. Además, en Portugal, se ha beneficiado de unas condiciones económicas favorables y ha continuado la búsqueda de especialización de negocio. Finalmente, STEF también ha mostrado su interés en crecer en mercados como los Países Bajos y Suiza.

El último ejercicio también se ha significado por la pérdida de servicio, en el segmento marítimo, en los puertos de Bastia y Ajaccio, en Francia; así como por el reenfoque en puertos secundarios durante el último trimestre. Además, el armador del grupo STEF, La Méridionale, ha propulsado sus recursos, con la compra de un nuevo barco y la introducción de un nuevo sistema de reservas, para reforzar su posición.