27 de septiembre de 2021 | Actualizado 6:03

Bruselas emplaza a los Estados a definir corredores prioritarios para mercancías

La Comisión Europea también ha requerido a los gobiernos que preserven la libre circulación de mercancías y garanticen la cadena de suministro
Ursula Von der Leyen | Comisión Europea

Las restricciones a la movilidad y al transporte que países como España o Italia están impulsando para frenar la expansión del coronavirus han llevado a Bruselas a decretar una serie de directrices, con el objetivo de gestionar eficazmente sus fronteras. “Los Estados miembro han tomado medidas contundentes para ralentizar el avance del virus, pero solo son efectivas si se llevan a cabo de forma coordinada”, ha reivindicado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen. “Es vital que el sector de la movilidad siga funcionando”. Entre las diferentes medidas propuestas, Bruselas ha requerido a los Estados que designen corredores prioritarios para el transporte de mercancías para asegurar la disponibilidad de bienes y servicios en Unión Europea. Además, también ha solicitado a los gobiernos que preserven la libre circulación de mercancías y garanticen la cadena de suministro de los productos esenciales.

CIERRE DE FRONTERAS TERRESTRES EN ESPAÑA
El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha anunciado a su vez el cierre de fronteras terrestres en España para viajeros a partir de medianoche de hoy, día 16 de marzo, hasta que finalice el estado de alarma, siguiendo las recomendaciones de la Unión Europea. A este respecto, no tendrán efecto en el transporte de mercancías.

Desde la UE han destacado que la implantación de políticas de control de personas y bienes en la unión debería regirse bajo el principio de solidaridad. “Proteger la salud no debe conllevar el bloqueo de los productos y bienes esenciales que llegan a los pacientes, sistemas sanitarios, industrias y tiendas”, ha puntualizado la presidenta. En este sentido, las directrices especifican que no se deben imponer certificaciones adicionales en los bienes que circulan legalmente en el mercado único. “Debe resaltarse que, según la European Food Safety Authority, no existe evidencia de que la comida sea una fuente de transmisión del Covid-19”, han añadido desde Bruselas.

“Proteger la salud no debe conllevar el bloqueo de los productos y bienes esenciales”
Ursula Von der Leyen Presidenta de la Comisión Europea

“Mantener el transporte por carretera para las cadenas de suministro y las redes de movilidad abiertas es crucial para afrontar la pandemia del Covid-19 en las próximas semanas”, ha manifestado a su vez el secretario general de la unión internacional de transporte por carretera (IRU), Umberto de Pretto. “Para conseguirlo, necesitamos proteger a los trabajadores y compañías, que son la columna vertebral del transporte por carretera, y mantener los enlaces de transporte abiertos donde sea, siempre y cuando sea posible en las áreas afectadas, de manera que los bienes esenciales y la gente puede llegar a donde necesitan”.

A este respecto, desde la UE han coincidido al afirmar que se debe asegurar el movimiento entre fronteras de conductores profesionales, maquinistas, pilotos y tripulación de cabina sin comprometer su seguridad. Además, la presidenta de la Comisión Europea ha criticado que conductores de camiones y buses se encuentren bloqueados en fronteras interiores en aparcamientos. Se trata de una situación que, según Von der Leyen, “crea más riesgos a la seguridad y disrumpe las cadenas de suministro”. A este respecto, ha afirmado que “si no tomamos acción ahora, las tiendas comenzarán a sufrir dificultades a la hora de reponer los stocks de ciertos productos provenientes de otros lugares del mercado único”.

“Necesitamos proteger a los trabajadores, que son la columna vertebral del transporte por carretera”
Umberto de Pretto secretario general de la IRU

“Todos somos conscientes de la dependencia comunitaria de la fluidificación de tráficos y, aunque pueda haber trabas, problemas y retrasos, las mercancías acabarán circulando, especialmente las de primera necesidad”, ha explicado el secretario general de la asociación española de cargadores Transprime, Jordi Espin, a sus asociados. Además, ha recordado que el cierre de las fronteras era, hasta hace pocos días, “una realidad impensable” y que “el rápido avance de las reacciones en cada país es difícil de prever”. Bruselas ha puntualizado que solo podrán imponerse restricciones al transporte de bienes y pasajeros si se realiza de manera transparente, justificada, proporcionada, adaptada a cada modo de transporte y de forma no discriminatoria. A este respecto, cualquier otra restricción del transporte tendrá que ser notificada a la Bruselas y al resto de Estados miembro antes de ser implementada.

La IRU prevé que el declive en el transporte por carretera a nivel global suponga una caída de la actividad de hasta el 20% en 2020, dependiendo de cómo continúe la situación, lo que podría llevar a una pérdida global de 714.750 millones de euros. Ante esta situación, la entidad ha solicitado la aplicación de una serie de medidas, algunas de las cuales ya se han aplicado en España. Además, también ha emplazado a las compañías el establecimiento de estándares de seguridad y sanidad más altos para la carga y descarga o asegurar la trazabilidad de los camiones, entre otros. “La industria está haciendo lo que puede para afrontar esta difícil situación, con medidas y restricciones que cambian rápidamente y a menudo de manera irregular o descoordinada”, ha añadido. “Pero nos tomamos en serio nuestra responsabilidad social de continuar operando tan bien como se pueda en la crisis”.

MEDIDAS ECONÓMICAS QUE LA IRU SOLICITA A LOS GOBIERNOS

Más flexibilidad con los tiempos de descanso para “asegurar la logística eficiente de los bienes críticos” y permitir a los conductores abandonar las zonas afectadas “tan rápido como sea posible”.

Levantar las restricciones de envío para que estos puedan hacerse en horarios más seguros, como por la noche.

Más flexibilidad para pagar créditos.

Reducir los peajes para camiones y buses.

Establecer programas de apoyo para los camioneros temporalmente desempleados.

Evitar medidas unilaterales por las autoridades relevantes para facilitar el transporte entre fronteras.

Programas de ayuda financiera de emergencia para los negocios impactados para prevenir su bancarrota.

En cuanto al aprovisionamiento de material sanitario se refiere, Von der Leyen ha subrayado que “estamos trabajando con la industria para acelerar la producción de equipamiento sanitario”. De esta forma, para garantizar la disponibilidad de productos como mascarillas y guantes, la Comisión Europea ha publicado un esquema de autorización de exportaciones, de manera que estos bienes solo puedan acceder a países no comunitarios con la autorización explícita de los gobiernos de la UE.