17 de mayo de 2021 | Actualizado 11:01

Las navieras crean un gabinete internacional de crisis para evaluar el impacto del Covid-19

La International Chamber of Shipping iniciará estos encuentros regulares con las compañías marítimas de todo el mundo a partir del próximo jueves
IMO

La International Chamber of Shipping (ICS) utilizará su poder de convocatoria para reunir a las asociaciones navieras nacionales de todo el mundo. A partir del próximo jueves, 19 de marzo, la ICS iniciará por primera vez una serie de reuniones regulares para identificar soluciones “ágiles y efectivas” al impacto del coronavirus en el sector del ‘shipping’. “La ruta a seguir es todavía incierta y no se descarta ninguna propuesta”, ha asegurado el secretario general de la ICS, Guy Platten.

El secretario general de la cámara naviera internacional ha recordado que “el avance del coronavirus ha provocado que muchos Estados cierren sus fronteras y restrinjan la entrada a puerto” y que, “aunque contener el virus es vital, debemos asegurar que el comercio global puede continuar”. A este respecto, ha añadido que “llevamos tiempo trabajando duro, proporcionando aportaciones a la Unión Europea (UE) y coordinándonos con organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (WHO), la Organización Marítima Internacional (IMO) y la Organización Internacional del Trabajo (ILO)”.

ICS ha expresado su preocupación ante el cambio de tripulaciones que ha surgido por el coronavirus

Por otra parte, ICS ha expresado su preocupación ante las limitaciones en el cambio de tripulaciones que han surgido tras el brote de coronavirus, que, según Platten, “tienen el potencial de causar una disrupción seria en el flujo comercial”. A este respecto, el organismo ha recordado que “cada día los marineros del mundo proporcionan un servicio de primer nivel a la economía global”. Asimismo, los navieros han señalado que “no solo tenemos el deber de asegurar el comercio global”, sino también “que el bienestar de nuestros marineros no esté en peligro”. Platten ha concluido que “ahora es hora de cooperar” y que el transporte marítimo de mercancías “es por naturaliza complicado, pero continuo, en su interacción con los estados, culturas y corporaciones”.