17 de junio de 2021 | Actualizado 6:00

El Gobierno amplía la vigencia de títulos y suspende inspecciones de la administración marítima

Solo se podrán llevar a cabo inspecciones que se deriven de situaciones de emergencia que supongan un riesgo para la seguridad marítima y el medio marino
IMO

El ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha dictado una serie de disposiciones respecto de los títulos administrativos y las actividades inspectoras de la administración marítima al amparo del decreto de estado de alarma motivado por el coronavirus. El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha recogido en una orden ministerial que se extiende la validez de los plazos de los mencionados títulos que amparan la prestación de servicios marítimos en el ámbito de la marina mercante. Con ello, ha indicado el ministerio, se mantiene “el normal desarrollo de los servicios marítimos de los buques y sus tripulaciones”. Asimismo, ha decretado que solo se podrán llevar a cabo las inspecciones y reconocimientos que se deriven de situaciones de emergencia que supongan un riesgo para la seguridad marítima y la protección del medio marino.

El objetivo de la orden es mantener el desarrollo de la actividad de buques y tripulaciones

La orden amplía el plazo de los títulos, tarjetas profesionales y certificados de suficiencia o especialidad relativos al Convenio Internacional sobre normas de Formación, Titulación y Guardia para la Gente del Mar (STCW) así como otros certificados contemplados en la normativa española, en el ámbito de la formación marítima. También se incluyen los certificados y documentos expedidos en virtud de los instrumentos internacionales de la Organización Marítima Internacional (IMO), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Unión Europea para la prestación de servicios a los buques. Finalmente, la norma afecta a los certificados y documentos expedidos en virtud de la normativa nacional para la prestación de servicios de los buques. En cuanto al plazo de validez, contado desde la fecha de pérdida de validez del documento correspondiente, se extiende durante un periodo igual al de la situación de alarma, ha destacado el ministerio. En el supuesto de certificados y documentos provenientes de instrumentos internacionales, no se podrá extender el plazo de validez más de un mes desde la finalización del estado de alarma.

SUSPENSIÓN DE ACTIVIDADES INSPECTORAS
En virtud de la orden ministerial publicada hoy, se suspenden algunas actividades inspectoras. En este sentido, se citan la realización de inspecciones y reconocimientos programados por parte de la administración marítima. Solo se podrán llevar a cabo aquellas actuaciones no programadas que se deriven de situaciones de emergencia que supongan un riesgo para la seguridad marítima y el medio marino. Por lo que respecta a buques extranjeros, la norma cancela la realización de inspecciones periódicas salvo a los barcos a los que se les apliquen factores prioritarios. Así, se podrán llevar a cabo inspecciones a embarcaciones objeto de suspensión o retirada de clase por razones de seguridad desde la última inspección realizada en la Unión Europea o la zona del MA de París, los que han sido objeto de un informe o notificación por parte de otro Estado miembro y los que no se puedan identificar en la base de datos de inspecciones.

Se ha suspendido la realización de inspecciones y reconocimientos programados por la Administración

Además, se ha permitido “la inspección de aquellos buques que se hayan visto envueltos en un abordaje, varada o encallado cuando se dirigían a puerto, los que hayan sido acusados de incumplir presuntamente las disposiciones vigentes en materia de descarga de sustancias o efluentes peligrosos”. También se aprueba en el caso de “aquellos que hayan maniobrado de forma errática o insegura sin aplicar las medidas de ordenación del tráfico marítimo aprobadas por la IMO u otras prácticas de navegación seguras”.

DESPACHOS POR TIEMPO Y ENROLES Y DESENROLES
Finalmente, el ministerio ha ampliado el plazo de validez de los despachos por tiempo en el supuesto de que finalizara durante la vigencia del estado de alarma. El capitán del buque, directamente o a través de su consignatario o representante y, en cualquier caso, por medios electrónicos, deberá presentar una declaración responsable dirigida al capitán marítimo del puerto que corresponda. En ella, deberá comunicar los enroles y desenroles que se produzcan mediante la presentación de la correspondiente notificación o lista de tripulantes en la que se recojan tales cambios, ha señalado el ministerio.