1 de diciembre de 2020 | Actualizado 21:15

Los envíos urgentes y las restricciones aéreas tensionan la cadena logística del sector farma

Diversas iniciativas de impresión 3D y de fábricas de otros productos aspiran a paliar la carestía de mascarillas, geles y respiradores en una semana clave
Farmaindustria / Ferrer for good

Los operadores logísticos han registrado un aumento de los envíos urgentes en el sector farma con destino a centros sanitarios y hospitalarios a lo largo de las últimas semanas. Los problemas que se han generado por la falta de abastecimiento en material sanitario como mascarillas, geles o guantes a nivel estatal han sido provocados en gran parte debido al aumento drástico de la demanda por el aumento de contagios de coronavirus. A pesar de las numerosas donaciones de mascarillas de empresas privadas, los ofrecimientos de industrias de otras actividades para fabricarlas y las iniciativas para producir respiradores con impresoras 3D, la carestía de estos enseres básicos para afrontar la crisis se mantiene en una semana que será especialmente dura, según el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Puesto que la capacidad española de producción se ha visto superada por la urgencia en la necesidad de estos productos, el Ejecutivo ha optado por su importación desde otros países como China. No obstante, compañías como DSV o Airpharm Logistics han subrayado el lastre que supone para su actividad la práctica desaparición de vuelos de pasajeros con el consiguiente espacio en sus bodegas, lo que ha forzado al traslado de estas mercancías a cargueros, cuya rapidez y frecuencia no pueden compararse a los vuelos de pasajeros.

Según las explicaciones del operador logístico DSV, se han incrementado los envíos urgentes del sector farma en el transporte terrestre debido a la demanda de centros sanitarios y hospitalarios para poder realizar su labor. La compañía también trabaja en el diseño de planes de contingencia para trasladar las mercancías en cargueros o con medios aéreos propios hacia España. No obstante, las restricciones aéreas están generando retrasos. “El mismo mercado y la situación en que nos encontramos está priorizando los medicamentos y productos farmacéuticos, ya sea porque el cliente contrata entregas urgentes por carretera a nivel distribución nacional o porque se contratan envíos aéreos para este sector”, han asegurado desde DSV. La compañía, que cuenta con un departamento dedicado al nicho de pharma, va “a lanzar un puente aéreo propio Barcelona-Shanghai directo para apoyar al sector farmacéutico, sanitario y hospitalario en estos momentos cruciales para el mercado”. 

DSV lanzará un puente aéreo propio Barcelona-Shanghai para apoyar al sector pharma, sanitario y hospitalario

El operador logístico UPS ha subrayado las crecientes dificultades para realizar entregas debido a las restricciones gubernamentales excepcionales. A pesar de que la situación cambia de manera constante, “nuestra red logística nos permite ajustar y desplegar planes de contingencia para cumplir con nuestro servicio”, ha destacado la compañía. Por otra parte, a través de la Fundación UPS, el operador ha brindado su apoyo al sector del transporte a través del asesoramiento sobre la cadena de suministro y contribuciones en efectivo para acelerar la distribución de equipos de protección personal para los trabajadores de la salud y otras actividades.

EL MERCADO SANITARIO ESPAÑOL SIN STOCK
Respecto a la capacidad española de producción, se ha visto superada por el inusual y fuerte incremento en la demanda de estos productos. Según la federación de distribuidores farmacéuticos (Fedifar), “los fabricantes no han sido capaces de suministrar a los almacenes mayoristas de esa cantidad de producto por la falta de stock”. Por ello, tras la llegada del estado de alarma, “es el Gobierno quien realiza compras centralizadas”, ha añadido. Dentro de estos paquetes de compras del Ejecutivo, el ministerio de Transportes ha anunciado la adquisición de ocho millones de mascarillas para los profesionales del sector logístico, aunque se desconocen todavía detalles como plazos de entrega y lugares en los que se repartirán. Lo que sí se ha concretado es el número de unidades máximas por empresas públicas, privadas y colectivos.

De 3.000 a 20.000 unidades diarias

SPB ha registrado un aumento en la producción de geles de 3.000 a 20.000 unidades diarias estas semanas

El fabricante de geles desinfectantes de Mercadona, SPB, ha registrado un aumento en la demanda de este tipo de producto. Antes de la crisis del coronavirus producía unas 3.000 unidades del gel de 75 ml, y a día de hoy se fabrican cerca de 20.000 unidades diarias, es decir, el volumen se ha multiplicado por seis. Además, han implementado un nuevo producto de 250 ml del que fabrican entre 40.000 y 50.000 unidades diarias. 

PRIORIZACIÓN EN PRODUCTOS DE PRIMERA NECESIDAD 
El transitario Airpharm Logistics ha apuntado que en estos momentos “se demanda mucha materia prima para poder fabricar nuevos medicamentos en los laboratorios”. En la opinión del director de Desarrollo de Negocio de la compañía, Emili Ventura, “se priorizan los productos de primera necesidad sanitarios”. Esta posición la corrobora también Integra2, del grupo Logista, cuya prioridad actual es “el reparto capilar de productos farmacéuticos y sanitarios al canal de distribución farmacéutico, así como de productos de alimentación a supermercados y otros comercios que tienen autorización de apertura”. 

Se ha incrementado la demanda de materia prima para fabricar nuevos medicamentos en los laboratorios

Por su parte, el operador logístico Movianto ha destacado que, a mediados de marzo, se registró un importante movimiento de acopio en el resto de medicamentos por parte de hospitales y distribuidores. Desde entonces, los volúmenes han vuelto a la normalidad previa a la situación provocada por el Covid-19. En cuanto a la demanda, Movianto ha apuntado que los tratamientos para otras patologías como la oncología han mantenido sus volúmenes habituales, mientras que los de menor necesidad, como los estéticos o de fertilidad, han disminuido sustancialmente: “Ahora no se consideran prioritarios”.