17 de septiembre de 2021 | Actualizado 15:13

El Gobierno establece medidas para mantener el material rodante durante la crisis

Ha aprobado medidas para facilitar la gestión de las unidades ferroviarias con el objetivo de garantizar el abastecimiento durante la crisis del Covid-19
Renfe

El ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha aprobado este jueves la facilitación de la actividad de los centros de mantenimiento de vehículos ferroviarios ante la crisis del Covid-19. Según ha explicado el ministerio, esto se debe a que “en el contexto actual, el mantenimiento del transporte ferroviario es fundamental para garantizar el abastecimiento en determinados ámbitos”. 

A través de una orden ministerial, aquellos vehículos ferroviarios cuyos servicios son acreditados imprescindibles tienen permitido realizar cambios provisionales en los planes de mantenimiento vigentes que establecen, por ejemplo, los intervalos temporales de las revisiones periódicas de carácter ordinario o extraordinario. Asimismo, podrán modificar las condiciones de ejecución de las actividades y tareas que se desempeñan en los centros de mantenimiento de los vehículos ferroviarios, a través de la ampliación de sus competencias y las posibilidades de trabajo mediante talleres móviles y actuaciones in situ, sin requerir el desplazamiento del vehículo al taller fijo. Por último, también podrán ampliar el plazo de validez de las habilitaciones que pudieran vencer durante el estado de alarma, tanto de los propios centros como del personal que presta servicio en ellos.

Los vehículos esenciales podrán realizar cambios provisionales en los planes de mantenimiento

En este sentido, será la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF) la encargada de llevar a cabo la supervisión sobre la correcta aplicación de esta ampliación de medidas. Junto al resto de medidas ya adoptadas hasta la fecha, el ministerio ha considerado necesario incorporar otras específicas relacionadas con el régimen de gestión del mantenimiento de los vehículos ferroviarios que prestan los servicios de transporte, tanto de viajeros como de mercancías, sobre la red ferroviaria de interés general (RFIG).