30 de septiembre de 2020 | Actualizado 18:11

Los grandes fondos inmologísticos se resisten a reducir rentas por el Covid-19

Los principales actores inmologísticos se niegan a reducir los alquileres y están más predispuestos a aplazar el pago si se mantiene la situación
Los operadores logísticos han acudido a sus arrendadores para reducir los alquileres por el desplome de la actividad | Prologis

Los principales propietarios inmologísticos de España no están por la labor de reducir o aplazar las rentas a sus clientes, a pesar de que reconocen que prácticamente todos ellos se están dirigiendo a sus compañías con demandas de este tipo. A diferencia de empresas de titularidad pública como Cimalsa en Catalunya o la Agencia Pública de Puertos de Andalucía, que ofrecen rebajas y aplazamientos para las empresas que han interrumpido sus actividades o sufren dificultades como consecuencia del coronavirus, los grandes fondos inmologísticos se resisten a aplicar medidas de este tipo.

Según diversas fuentes del mercado, “son reacios a las reducciones de alquileres”, aunque si se mantiene la situación parecen estar más predispuestos a los aplazamientos en el pago de las rentas. En todo caso, los grandes actores inmologísticos consideran que aún es pronto para plantear medidas de ese tipo y la mayoría de ellos han declinado comentar la situación o han respondido con evasivas a las preguntas de esta publicación. Es el caso de Prologis, Goodman, Merlin Properties o P3 Logistic Parks. Por su parte, Gazeley ha manifestado que, “de momento, el mercado está a la expectativa de ver cómo afecta esta crisis sanitaria y su impacto económico en este mercado”. No obstante, “tendremos que estar todos preparados para hacer frente a la situación y adaptarnos al nuevo escenario”, han añadido.

Gazeley reconoce “que el mercado está a la expectativa”, pero “tendremos que adaptarnos al nuevos escenario”

A este respecto, el director del área de Inmobiliaria de la consultora Forcadell, Toni López, ha opinado que “las empresas en España no pagan más rentas de alquiler cuando obtienen altos beneficios en sus negocios, como sí se hace en otros países, especialmente en el sector retail”. Ante esta situación, López ha valorado que “es importante que ahora se busquen fórmulas en las que nadie salga perdiendo”.

“Todavía nos encontramos en una fase muy inicial y no podemos hablar de rebajas”, ha coincidido el director del departamento de Industrial-Logística de Forcadell, Gerard Plana. “Pero las propiedades en general son sensibles a la actual situación y seguro que buscarán fórmulas en beneficio de todas las partes”. El director de Industrial-Logística de la consultora ha añadido que “los propietarios están analizando caso a caso y buscando soluciones a medida”, aunque más que rebajas, “están apostando por posibles aplazamientos de las rentas actuales”.

“Hay empresas que esperan facilidades de pago temporales o descuentos de sus ‘caseros’”
Pere Morcillo Director del área Industrial y Logística de JLL España

El director del área Industrial y Logística de la consultora inmobiliaria JLL España, Pere Morcillo, ha remarcado que “hay negociaciones abiertas entre propietarios y arrendatarios, aunque no de forma generalizada, pues hay que tener en cuenta que cada operativa logística es diferente”. En este sentido, ha especificado que sectores como el e-commerce o la distribución alimentaria no han reducido su actividad. De hecho, en algunos casos incluso la han incrementado, por lo que “pueden seguir operando de manera habitual”. No obstante, Morcillo ha puntualizado que “muchas otras actividades logísticas sí han recibido un impacto negativo en las últimas semanas y esperan conseguir facilidades de pago temporales o descuentos de sus ‘caseros’”.

En cuanto a qué porcentaje de rebajas o tiempos de aplazamiento se prevén aplicar, el directivo de JLL ha explicado que “no existe una norma ni práctica habitual” para estos casos. “Actividades con escasa actividad o empresas con un ERTE total de la plantilla buscan un aplazamiento o carencia de mínimo dos meses, mientras se recupera la situación”, ha manifestado. Por su parte, los operadores logísticos que debido a la crisis han perdido parcialmente la actividad “prefieren negociar un descuento de la renta y la cuantía de la misma dependerá normalmente de la contraprestación hacia la propiedad, que normalmente viene dada en una mayor duración contractual o al asumir algún otro tipo de compromiso”, según Morcillo.

“Las propiedades son sensibles a la situación y buscarán fórmulas en beneficio de las partes”
Gerard Plana Director de Industrial-Logística de Forcadell

En este ámbito, Plana ha coincidido al afirmar que “las actividades que sufren más el parón de la actividad buscan alternativas a bajar los costes mediante ERTEs o rentas, entre otros, pero también hay otros sectores que han incrementado significativamente su actividad”. A esto, Morcillo ha añadido que “una parte importante de la actividad logística sigue y seguirá operativa durante la crisis” y que “el consumo, abastecimiento de las tiendas y la entrega directa en los domicilios requiere de almacenes y transporte”. A este respecto, ha concluido que “la actividad logística no considerada esencial sufrirá una caída muy importante y los arrendamientos buscarán la ayuda y solidaridad de los arrendadores para minimizar las pérdidas económicas”.