1 de diciembre de 2020 | Actualizado 21:15

Los operadores emplazan a los fondos inmologísticos a aplicar descuentos en las rentas

La patronal empresarial asegura que la actividad en el sector logístico se ha visto reducida a la mitad en la actual crisis del coronavirus
Prologis

La organización empresarial de logística y transporte UNO ha solicitado a los grandes fondos inmologísticos en España que reduzcan las rentas de sus alquileres en base a la caída de la actividad de las empresas. Según los datos de la patronal, la producción del sector logístico se ha visto reducida a la mitad en esta crisis del coronavirus, por lo que muchas compañías se encuentran “en una situación de asfixia que les impide mantener los gastos fijos de alquiler de la nave, mientras asisten a un dramático desplome de su facturación”.

Ante esta situación, el presidente de UNO, Francisco Aranda, ha explicado que “estamos en una situación extraordinaria que debería ser coyuntural”. Por ello, ha afirmado que “es muy importante reducir ahora todos los gastos posibles para evitar reventar a las empresas y para que mantengan músculo productivo cuando pase esta terrible situación”. Además, UNO ha destacado que el último real decreto ley de 31 de marzo “deja en un completo desamparo” a las compañías cuyos negocios se ubican en inmuebles alquilados, a diferencia de los que disponen de propiedades, ya que para estos últimos recoge la posibilidad de aplazar los créditos o las hipotecas destinadas a inmuebles afectos a la actividad económica.

“Es importante que se generalicen los acuerdos lo antes posible para no perder tejido productivo”
Francisco Aranda Presidente de UNO

Por otra parte, Aranda también ha recurrido al principio ‘rebus sic stantibus’, que se aplica cuando una alteración extraordinaria de las circunstancias da derecho a alterar las prestaciones establecidas en el momento de la celebración del contrato. No obstante, el presidente de UNO ha recordado que es una cláusula que debe presentarse judicialmente y que “las empresas no estamos ahora para perder el tiempo los tribunales”. Por ello, ha considerado que “lo ideal sería que estos grandes propietarios llegaran a un acuerdo de buena fe con sus arrendatarios, que tuviera en cuenta la terrible situación de asfixia que estamos atravesando”.

La patronal ha confirmado que en algún caso ya se ha dado este tipo de pacto para reducir la renta de marzo, pero que se trata de hechos aislados y que “lo importante es que se generalicen los acuerdos lo antes posibles, para que no perdamos tejido productivo”. Aranda ha concluido que el negocio inmobiliario ligado a la logística volverá a recuperarse en cuanto el sector retome la senda de crecimiento perdida, así que “parece razonable que ahora se adapten solidariamente con sus clientes a esta situación coyuntural”.