14 de julio de 2020 | Actualizado 9:30

La actividad en los centros logísticos de Cimalsa se reduce por el estado de alarma

Territori i Sostenibilitat presenta un visor para evaluar variables como la evolución de la movilidad y la logística durante la crisis del coronavirus
CIM Lleida | Cimalsa

La consejería de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya ha habilitado un visor con indicadores para analizar la evolución de la movilidad, la logística, el consumo de agua y la calidad del aire durante la crisis sanitaria. En el apartado logístico, los indicadores de actividad de los centros logísticos gestionados por Cimalsa han experimentado un desarrollo diferente al habitual desde la declaración del estado de alarma. Concretamente, la reducción de la mercancía general por las restricciones de movilidad y la suspensión de la actividad de las últimas semanas ha provocado que, a día 3 de abril, los centros logísticos hayan visto reducida su actividad en el 38,9%, mientras el pico más bajo se ha registrado el 31 de marzo con una caída del 45,7% respecto al mismo día del año anterior.

“Este hecho ha comportado que unos sectores hayan notado un gran incremento del tráfico, sobretodo los servicios de alimentación y el sector farmacéutico, en detrimento de otros sectores que se han visto obligados a suspender la actividad”, han especificado desde Territori i Sostenibilitat. En este sentido, el mix de empresas presentes en los centros ha posibilitado que el indicador quede compensado entre ellos, en un visor que incluye datos desde el pasado 22 de marzo y que se actualiza diariamente. Asimismo, la variación de la ocupación de los aparcamientos de camiones ha caído el 52,5% a fecha del 3 de abril, aunque los picos más bajos se han registrado los últimos días de marzo con el 65% de vehículos pesados aparcados.

Por su parte, la movilidad en los grandes ejes y corredores ha disminuido “de manera progresiva”, según ha asegurado la Generalitat. Además de los servicios esenciales, las mercancías y los transportistas han continuado con el aprovisionamiento de productos esenciales y han utilizado algunas de las vías concesionadas. En este sentido, los datos muestran un descenso significativo durante el fin de semana. Los datos indican, asimismo, una reducción generalizada de los niveles de dióxido de nitrógeno, en especial a partir de la entrada en vigor del estado de alarma. “Algunos días, el descenso ha llegado a ser de entre el 70% y el 80%, con estaciones que han reducido más del 90% respecto a la media de los últimos cinco años en un mes de marzo”, ha especificado la Generalitat.