27 de octubre de 2020 | Actualizado 13:58

MSC incluye al puerto de Las Palmas en sus hubs de transbordo de contenedores

El enclave canario es uno de los diez hubs de transbordo de contenedores que la compañía ha establecido en las principales rutas mundiales
Buque de MSC en Las Palmas | OPCSA

La naviera Mediterranean Shipping Company ha ampliado su servicio Suspension of Transit (SOT) y ha incluido al puerto de Las Palmas entre los hubs de transbordo de contenedores ante el inminente incremento de la demanda de carga procedente de Asia. Este programa ha incluido desde el principio seis centros de transbordo en Asia, Europa, Oriente Medio y América, a los que se ha unido ahora el enclave español, además de los puertos de Freeport (Bahamas), Gioia Tauro (Italia) y Klaipeda (Lituania). Estos cuatro se unen a los establecidos anteriormente: Bremerhaven (Alemania), Busan (Corea del Sur), Port King Abdullah (Arabia Saudí), Lome (Togo), Rodman PSA International Terminal (Panamá) y en Tekirdag Asyaport (Turquía).

El servicio está dirigido a todos los cargadores de contenedores de Asia y todo tipo de mercancías, excepto la refrigerada, la peligrosa y el project cargo, ha apuntado MSC. La iniciativa de la naviera suiza aspira a facilitar “ahorros potenciales para los clientes que afrontan altos costes de almacenamiento en el destino y liberará espacio en las fábricas y almacenes de origen, evitando exceso de inventario, acercando la carga a los destinos y aliviando el riesgo de congestión o cierre en los puertos de descarga”. En este sentido, la compañía ha destacado que si bien los signos positivos de recuperación han comenzado a surgir en Asia y las fábricas han reiniciado la producción, es posible que los principales puertos de destino aún no estén listos para descargar contenedores.

MSC destaca el transporte marítimo de corta distancia para evitar cuellos de botella en las carreteras

Para garantizar el flujo de las mercancías en Europa, Mediterranean Shipping Company ha puesto a disposición sus servicios de transporte marítimo de corta distancia a los transportistas de carga seca y refrigerada, sobre la base de su red de feeder del Mediterráneo y el Báltico. La naviera suiza ha subrayado que estos servicios minimizan las interrupciones de los negocios de sus clientes, al sacar parte de la carga de la carretera y evitar así cuellos de botella en el tráfico.