25 de septiembre de 2020 | Actualizado 18:14

El Gobierno extiende el estado de alarma y abre la puerta al desconfinamiento progresivo

Pedro Sánchez propone ampliarlo hasta el 9 de mayo, aunque plantea la desescalada "lenta y progresiva" a lo largo del próximo mes
La Moncloa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acudirá al Congreso de los Diputados para solicitar una nueva extensión del estado de alarma, que debía finalizar el próximo 25 de marzo. Por tanto, el Ejecutivo se propone ampliarlo hasta el 9 de mayo. Del mismo modo que en la anterior prórroga, que posibilitó el retorno de la actividad no esencial, también en esta ocasión se dibuja un horizonte encaminado hacia el desconfinamiento.

“Esta extensión no va a ser igual que las anteriores”, ha señalado el presidente del Gobierno. “A lo largo de las próximas semanas y especialmente en el mes de mayo, vamos a estar en distintos estados de alarma”, porque “los progresos de estas cinco semanas nos permiten vislumbrar ese horizonte”. Por el momento, lo único que ha concretado Pedro Sánchez es el “parecer favorable a aliviar el confinamiento a partir del 27 sea abril de los más pequeños” tras consultar a especialistas y expertos.

El proceso de desescalada, a diferencia del confinamiento, se adaptará a la situación de cada territorio

El desconfinamiento o desescalada se va a producir de forma “cautelosa y progresiva” a partir de un “sistema de marcadores evaluables en cada uno de los territorios”, según ha adelantado Sánchez. En función de esos datos, se adaptarán los pasos hacia la “transición hacia una nueva normalidad, de forma progresiva y con la máxima de las precauciones”. Eso sí, la desescalada se producirá “cuando nos cercioremos que mantenemos a raya al virus y que nuestro sistema sanitario está preparado”. A diferencia del confinamiento generalizado en todo el país, el presidente del Gobierno apuesta por una “asimétrica y lenta marcha hacia una nueva normalidad” a partir del mes de mayo, es decir, no será uniforme y se tomarán medidas a diversas velocidades en cada territorio o zona del país.

Pedro Sánchez también ha aprovechado su comparecencia para advertir que “pese a los enormes progresos logrados, aún estamos en camino de cumplir todas las recomendaciones de la OMC” para dejar atrás el confinamiento. Además, el presidente del Ejecutivo ha insistido en que “el país que nos encontraremos no será el mismo que cuando nos resguardamos con el estado de alarma” y que es indispensable alcanzar acuerdos para pactar la reconstrucción ecónomica y social del país.