17 de mayo de 2021 | Actualizado 11:01
Operativa de traslado de las embarcaciones | Puerto de Tarragona

Siete horas para trasladar cuatro barcos históricos a 200 metros

La compleja operativa realizada en el puerto de Tarragona ha requerido del uso de grúas con aparatos giratorios y de un camión pluma

La Autoridad Portuaria de Tarragona ha realizado este pasado lunes, 20 de abril, el traslado de cuatro embarcaciones en el Museu del Port de Tarragona. Estos barcos emblemáticos se han movido al Tinglado 2 del muelle de Costa por las obras de remodelación del espacio cultural. Apenas 200 metros separan un lugar del otro, pero es una operativa compleja, que ha necesitado de siete horas, de nueve de la mañana a cuatro de la tarde, para completarse con la reinstalación del mástil de la última barca transportada. En el traslado, han participado diferentes profesionales como Grúas Marín, empresa que también ha colaborado en el pasado con el Museu Marítim de Barcelona. Asimismo, se ha utilizado un camión pluma para el desplazamiento.

“Las últimas semanas ya trasladamos contenidos y objetos expuestos, pero quedaban las piezas de mayor tamaño que requerían una intervención complementaria, como estas embarcaciones”, han explicado desde el puerto tarraconense. “En la operativa, se sacaron los palos de las embarcaciones para que fuesen más estables para el desplazamiento y porque no pasaban por las puertas”. Asimismo, para acceder al Tinglado 2 se ha utilizado una grúa con un aparato giratorio, con la finalidad de colocar las embarcaciones en el lugar asignado. A este respecto, tres de los cuatro barcos llevaban expuestos desde el año 2000 en el museo, mientras que ‘Capitán Argüello’, la última de las incorporaciones, se empezó a exhibir en 2004.

CUATRO EMBARCACIONES PARA CUATRO USOS

GUSSLET GLORIAM

La primera de las embarcaciones, de más de tres metros de eslora, es un modelo construido para el módulo de ‘mestres d’aixa’ (carpinteros de ribera) de la antigua escuela taller del puerto, entre 1992 y 1995. Concretamente, reproduce los barcos tradicionales catalanes a remos, llamados ‘guissiets’, que se utilizaban como botes auxiliares de embarcaciones grandes o para trabajadores portuarios. Se construyó con finalidades didácticas para que los visitantes pudiesen ver las diferentes fases de la construcción, de manera que se aprecian las cuadernas, la madera del ‘foldre en mig bot’, mientras que a babor está totalmente acabado con pintura exterior incluida.

PUÇA BRUJA

También de tres metros de eslora, ‘Puça Bruja’ es una embarcación a vela y a remos de pequeñas dimensiones, apto para ser atracado en las playas. Se trata de la última Pulga conservada de las 70 que se construyeron entre finales de 1943 y principios de 1948 en Tarragona. Es una balandra de fácil manejo y bajo coste que fue restaurada en 1994, aunque aún conserva partes originales. Se trata de una donación de la familia Muller a la escuela taller del puerto, que posteriormente pasó a formar parte del fondo patrimonial del museo.

BARCA DE PESCA TERESA

La tercera de las embarcaciones movidas, la ‘Barca de pesca Teresa’, dispone de más de cinco metros de eslora, con una estructura de pesca tradicional de trasmallo, palangre y nasa de la costa catalana de ponente. El barco fue construido según la técnica de astillero por el módulo de carpintería de ribera de la antigua escuela taller, entre 1992 y 1995. La importancia de esta reproducción recae en la recuperación de la técnica constructiva de astillero, a la vez que incorpora una vela latina tradicional.

CAPITÁN ARGÜELLO

Finalmente, la última embarcación movida ha sido ‘Capitán Argüello’, que con seis metros de eslora y casi tres toneladas de peso, es una construcción tradicional de pesca utilizada para actividades de recreo. Esta embarcación fue concebida para poder varar en la playa de Calafell, donde se ubicaba su antiguo propietario, el escritor Carles Barral. Esta fue construida en los astilleros de Sebastià Roch de Tarragona en 1956 y es la única del museo adquirida a la familia del escritor. Hasta el año 1999, junto a la barca de pesca ‘Teresa’, participó en regatas de vela latina por la costa catalana.

REMODELACIÓN DEL MUSEO
El puerto de Tarragona ha aprovechado la ocasión para recordar que este 2020 reformará y actualizará el espacio del Refugi 2, que actualmente ocupa el Museu del Port. El proyecto, que se ha aplazado unos días por el coronavirus respecto al plan original, supone una inversión de unos dos millones de euros y consiste en la rehabilitación integral del edificio. La autoridad portuaria prevé que las obras duren diez meses y que permitan la ampliación de la superficie expositiva en unos 600 metros cuadrados.

¿SABÍAS QUÉ?
La 'Puça Bruixa' es una tipología de embarcación tarraconense registrada. Según han explicado desde la autoridad portuaria, una barca de este tipo naufragó en el pasado, aunque no se perdió ninguna vida. Los pescadores salieron a buscar a los tripulantes y los localizaron un día después. Por este motivo, se dejaron de construir. El carpintero de ribera, como agradecimiento a los pescadores por salvar a su hijo, que se encontraba entre los tripulantes, dedicó un antiguo bote a la ermita del Portal del Carro de Sant Magí, venerado por los pescadores de Tarragona. Por eso, cada año se celebra para Sant Magí la misa de los pescadores.