26 de octubre de 2020 | Actualizado 5:58

La logística del automóvil se reactiva ante la desescalada de las factorías en España

La puesta en marcha de diversas fábricas en España permite una recuperación paulatina de la cadena de suministro ligada al sector del automóvil
Volkswagen / PSA / Gefco

La industria del motor también ha comenzado a planificar su vuelta a la actividad después de la paralización de las plantas de producción en España por las medidas adoptadas ante la expansión de la pandemia del coronavirus. Con la progresiva desescalada de las factorías, también la supply chain del sector se prepara para retomar su actividad a la mayor brevedad posible. 

Entre las primeras fábricas de montaje en retomar su actividad, se encuentran la planta de Seat en Martorell (Barcelona), así como los centros productivos de Volkswagen en Pamplona, Mercedes-Benz en Vitoria o Renault en Valladolid y Palencia. Así, de forma gradual, los operadores también acompañarán este reinicio de actividad “al ritmo que la industria del automóvil determine”, ha apuntado el grupo Sesé.  

La vuelta a la actividad de los operadores logísticos está supeditada al ritmo que determine la automoción

“Supone una gran noticia que los fabricantes de automóviles estén recuperando su actividad paulatinamente”, ha afirmado el director general de Bergé Gefco, Eduardo Estévez. “Más allá de lo que pueda suponer para nuestro negocio, puesto que puede erigirse como motor de la recuperación económica en España”, ha añadido. Además, Bergé Gefco ha señalado estar “preparado para retomar la actividad”. En concreto, el operador dispone de stock para abastecer las demandas de los concesionarios, así como de estar en disposición de activar la distribución de los vehículos producidos en las plantas españolas y los flujos de exportación e importación. 

“Debemos volcarnos en la exportación europea y activar la cadena de fabricación y distribución”
Eduardo Estévez Director general de Bergé Gefco

“No podemos olvidar que desde España exportamos ocho de cada diez vehículos, muchos de ellos a países que se encuentran ya en plena fase de desescalada y que también van a necesitar de nuestra industria para volver poco a poco a la normalidad, pues en España se fabrican modelos muy populares en dichos países”, ha explicado el director general de Bergé Geco. De hecho, ha señalado que “para la recuperación de la economía y de la industria automovilística en particular, es fundamental volcarse en estos flujos de exportación europeos y reactivarlos cuanto antes, poniendo por tanto en marcha toda la cadena de fabricación y distribución”, ha finalizado Estévez.

ROR prevé acabar mayo con la mitad de los volúmenes precoronavirus ligados a la automoción

Por su parte, el operador logístico ROR prevé "retomar la actividad en el sector de la automoción durante mayo y junio de manera paulatina y progresivamente, siempre teniendo en cuenta que no se alargue el estado de alarma y no se lleven a cabo medidas más excepcionales”. Así, la intención de la compañía es recuperar el 30% de su actividad para el sector de automoción a principios de mayo, el 50% a finales de mayo y, finalmente, el 70% durante el mes de junio. El objetivo es alcanzar el volumen precoronavirus a finales de junio e incluso principios de julio. No obstante, como ha subrayado ROR, “son previsiones cambiantes y se tendrá que tener en cuenta la evolución del estado de alarma u otras medidas”. 

PARÓN DEL FERROCARRIL Y VOLÚMENES DISPARES POR CARRETERA
En cuanto a los servicios relacionados con el sector del automóvil, como el mantenimiento y almacenaje de vehículos, el director general de Semat, José Andrés Arribas, se muestra optimista en la recuperación de la actividad. “Nuestra compañía está ligada a los centros logísticos de automoción, en concreto, al transporte de vehículos nuevos por ferrocarril, así como a la distribución capilar por camión, tanto de unidades nuevas como de ocasión”. Estos centros cuentan, actualmente, con una buena ocupación, ha señalado Arribas, “pero sin rotación, por lo que mantienen todos sus gastos fijos”. Por ende, “no se efectúa ningún servicio de valor añadido como reparaciones de carrocerías o lavados”. Respecto a la recepción y expedición de trenes, “el parón es absoluto, puesto que no podemos cargar vagones con las fábricas cerradas”, ha lamentado el director de Semat. 

El cierre de concesionarios ha paralizado la entrega de vehículos nuevos y el online ha favorecido a los de ocasión

Asimismo, José Andrés Arribas ha apuntado que en el transporte por carretera los volúmenes “han sido dispares”. Por un lado, el cierre de concesionarios ha paralizado las entregas de vehículos nuevos. Por otro, las entregas de vehículos de ocasión han registrado un crecimiento inesperado “producto de la venta online”, ha señalado Arribas Navarro. Entonces, de cara a los próximos meses, “si las fábricas empiezan a producir en una primera fase en esta semana y la semana posterior, los concesionarios comienzan a abrir sus instalaciones ya podría hablarse de un inicio de normalidad”, ha vaticinado el director de Semat. Así, “actuará como una correa de transmisión, ya que volverá la demanda de reparaciones y los talleres comenzarán a recibir las piezas para reparar los vehículos, su limpieza, la demanda de personal y empezará a traccionar el sector”, ha añadido.

Por su parte, el director de Desarrollo de la división de automoción de Tüv Süd en España y Portugal, Salvador López, ha puntualizado que “es indudable que la vuelta a la actividad tal y como la conocíamos será complicada ante las nuevas necesidades de distanciamiento social”. En este sentido, “cada sector tendrá que adaptar su protocolo de actuación frente al Covid-19 en función de las particularidades de sus procesos”.

ANFAC EMPEORA SUS PREVISIONES PARA ESTE EJERCICIO
La paralización en bloque de la actividad de producción y comercialización de vehículos debido a la propagación del coronavirus provocará la caída del sector automóvil para cierre de año. Tanto la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) como la patronal de concesionarios Faconauto se han mostrado pesimistas en la evolución de las matriculaciones para este ejercicio. “Los dos primeros trimestres posteriores a la finalización del estado de alarma serán duros en cuanto a las ventas de vehículos por el incremento exponencial de la incertidumbre económica entre los consumidores”, han señalado. No obstante, “la tendencia mejorará paulatinamente a partir del verano, aunque con cifras muy por debajo de las registradas en 2019 y cercanas a las peores estadísticas de la crisis económica de hace una década”, ha subrayado Anfac.