24 de septiembre de 2020 | Actualizado 17:39
Nueva plataforma de Caprabo en la ZAL del puerto de Barcelona | Caprabo

Caprabo iniciará en junio la actividad en su nueva plataforma en la ZAL de Barcelona

El centro logístico albergará los productos refrigerados que se distribuyen a 300 supermercados, servirá de sede central y de centro para venta online

La cadena de supermercados Caprabo comenzará a operar a finales de junio su nueva plataforma de producto fresco en la ZAL del puerto de Barcelona. La central de distribución albergará todos los productos refrigerados que se distribuyen a los 300 supermercado de la compañía, así como servirá de sede central y de plataforma para su canal de venta online. El servicio de comercio electrónico dará “un importante salto cualitativo, con la gestión de entregas express en el área metropolitana de Barcelona”, ha especificado la empresa. Con un total de 24.600 metros cuadrados, este proyecto es el resultado del acuerdo que Caprabo firmó a finales de 2018 con la sociedad Cilsa, gestora de la ZAL del puerto de Barcelona, por 20 millones de euros.

Concretamente, el nuevo centro de distribución entrará en funcionamiento en dos fases. En junio, arrancará la gestión integral del producto fresco y, a lo largo del segundo semestre, se finalizará la construcción de la plataforma online y la nueva sede central. “Todo el proyecto ha tenido en cuenta las consideracioens de seguridad adicionales que se derivan de la sitauciónd e alerta sanitaria por el Covid-19 y el calendario previsto de arranque se ha mantenido dentro de los plazos”, han asegurado desde Caprabo.

A partir de julio, el centro de Abrera concentrará la distribución del producto no fresco

En este sentido, la cadena de supermercados ha decidido centralizar sus productos frescos en una única plataforma porque los considera “estratégicos” en su nueva generación de supermercados. “Una plataforma específica aumenta la eficiencia, garantiza el mejor tratamiento de este tipo de productos, mejora su calidad y también el servicio al cliente”, ha especificado la compañía. De hecho, el proyecto forma parte del plan integral de Caprabo, que cuenta con dos líneas estratégicas: la transformación de los supermercados para que afronten las nuevas demandas del consumidor; y la reorganización logística mediante la optimización de operaciones, eficiencia en los costes y servicio a tienda.

El producto fresco se encuentra ahora repartido entre las plataformas que la filial del grupo Eroski en Abrera y L’Hospitalet de Llobregat. A partir de julio, el centro de Abrera concentrará la distribución del producto no fresco y gestionará hasta 6.000 referencias. Con un total de 26.000 metros cuadrados, este centro de distribución también se ha sometido a un proceso de transformación en dos fases, que según Caprabo finalizará a lo largo de este año.