26 de noviembre de 2020 | Actualizado 13:54

El estado de alarma le pasa factura a Renfe Mercancías

El operador ha movido una media de 40.000 toneladas diarias en el estado de alarma, 3.000 toneladas menos que en el promedio diario del primer trimestre
Renfe Mercancías

El movimiento de Renfe Mercancías se ha situado en los dos millones de toneladas en los primeros 50 días del estado de alarma, es decir, desde el 14 de marzo hasta el pasado 4 de mayo. Esta cifra arroja una media diaria de 40.000 toneladas, lo que supone 3.000 menos que el promedio registrado en el primer trimestre del año por el operador ferroviario. La media diaria de enero se situó en 40.500 toneladas, el peor de los tres primeros meses de 2020. De esta forma, el operador, a pesar de haber mantenido la actividad durante el estado de alarma, ha sufrido una disminución del movimiento de mercancías por el coronavirus si se compara con la etapa inmediatamente anterior.

El conjunto de la actividad de Renfe Mercancías en los primeros 50 días del estado de alarma se ha materializado a través de la realización de más de 7.000 trenes. Estas composiciones han permitido transportar dos millones de toneladas con un recorrido global de 1,4 millones de kilómetros y mover más de 50.000 contenedores, según los datos de la compañía.

Según ha explicado la compañía, su actividad en el estado de alarma ha sido “una aportación fundamental para la sociedad en estos tiempos de crisis”. Estos tráficos se han centrado, básicamente, “en el transporte relacionado con la fabricación de productos necesarios para la higiene y la alimentación: cereales, maíz y trigo sobre todo, productos químicos como propano, butano o amoníaco, aceites y biodiésel, residuos urbanos sólidos, madera, cemento, balasto, minerales y alimentos perecederos”. Además, Renfe Mercancías ha destacado también su labor para hacer llegar mercancías por vía ferroviaria a los puertos de Huelva, Cádiz y Alicante con productos destinados a las Canarias.