26 de mayo de 2020 | Actualizado 15:16

El transporte por carretera deja en Correos más de un millón de las mascarillas asignadas

Las asociaciones destacan que muchas empresas no han recibido la información debido a la gran atomización y la poca afiliación en el sector
Mascarillas adquiridas por el Gobierno en China para repartirlas a través de las oficinas de Correos al transporte por carretera | Correos

La cifra de mascarillas destinadas al transporte terrestre que no han sido retiradas de las oficinas de Correos por mas empresas y autónomos del sector asciende a más de un millón de unidades, el 36,7% del total que se les había asignado y que estaban a disposición de los transportistas. El ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana no puede “aventurar las razones por las cuales no se han recogido las citadas mascarillas, a pesar de que el ministerio ha difundido de forma amplia entre las asociaciones y entidades del sector su puesta a disposición”, ha explicado. Hasta el cierre de esta información, el ministerio no ha confirmado si este material ha sido reasignado a otros colectivos. Según asociaciones como Astic o CETM, por lo general, sus asociados sí han recogido las mascarillas asignadas (dos por vehículo autorizado en el primer reparto y cuatro unidades en la segunda tanda).

Muchas empresas de transporte no han recibido una información directa del procedimiento

El secretario general de la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), José María Quijano, ha destacado, entre los posibles motivos de que no se hayan recogido todas las mascarillas, que existe “una gran cantidad de empresas de transporte que no están asociadas a ninguna asociación sectorial y, por tanto, cabe la posibilidad de que muchas de ellas no se hayan enterado al no haber recibido una información directa de las fechas y el procedimiento de retirada de las mascarillas”. En la misma línea se ha pronunciado el director general de la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic), Ramón Valdivia. El sector “está tremendamente fragmentado y somos más de 102.000 compañías de transporte por carretera, y puede que a muchas ni siquiera les haya llegado la comunicación, además de que muchas empresas no están afiliadas a ninguna asociación”.

La paralización de las actividades no esenciales y los horarios establecidos han impedido recoger el material

Otro de los aspectos que ha influido en este hecho, ha subrayado Quijano, es el de que muchas empresas “han tenido parada su actividad por no tener demanda de portes por parte de sus clientes habituales, al no dedicarse estos a actividades consideradas como esenciales”. El secretario general de CETM ha añadido también que la hora de recogida de las mascarillas “probablemente no coincidía con la posibilidad de acercarse para muchos pequeños autónomos que a esas horas estaban de viaje”. Además, ha apuntado que se han dado casos “en los que la oficina de Correos estaba lejos del domicilio social de la empresa y algunos transportistas durante la primera entrega se han encontrado con problemas de falta de listados en las oficinas de entrega y no las han podido retirar en el primer intento”. La finalización del plazo establecido y la pequeña asignación por empresa en la primera entrega son otros de los argumentos señalados por el secretario general de CETM.

Las asociaciones sostienen que el retraso en la primera entrega de mascarillas obligó a buscar vías alternativas

El retraso inicial en realizarse la primera entrega ha sido esgrimido por Ramón Valdivia como otro de los motivos para que no se hayan retirado todas las mascarillas, “ya que muchas empresas y transportistas ya habían resuelto este suministro por otros canales que se han ido abriendo en las últimas semanas”. José María Quijano ha lamentado que se hayan “quedado mascarillas sin recoger cuando ha habido muchas empresas trabajando para sectores esenciales con más conductores y plantilla que número de vehículos en titularidad, y que no han podido retirar más que el número asignado por vehículo”. La operación de entrega de mascarillas “ha merecido la pena para el colectivo, a pesar de retraso inicial en la primera entrega y los inconvenientes para diseñar una logística lo más adecuada para adaptarse a las circunstancias de cada empresa, por lo que debemos agradecer el esfuerzo y el trabajo de las personas que han estado detrás de la operativa para que se pudiera llevar a cabo el reparto de mascarillas”, ha manifestado José María Quijano.