1 de agosto de 2021 | Actualizado 14:03

La CNMC advierte de posibles distorsiones a la competencia en el V Acuerdo Marco de la Estiba

El informe se centra en aspectos como la información sensible de las empresas y algunas atribuciones de la comisión sectorial paritaria de la estiba
Operaciones de estiba en el puerto de Valencia | J.C.P.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha elaborado un informe sobre el borrador del V Acuerdo Marco de la Estiba en el que advierte que algunas cuestiones plantean riesgos sobre la competencia. Por este motivo, el organismo regulador ofrece alternativas para mitigar estos riesgos, aunque ha recordado que el informe se ha emitido en ejercicio de las funciones consultivas de la CNMC y no constituye un expediente sancionador ni prejuzga la compatibilidad del texto con otros ámbitos del ordenamiento jurídico.

Las recomendaciones de Competencia se centran en el acceso a información comercialmente sensible de las empresas, los privilegios de los Centros Portuarios de Empleo (CPE) frente a otros prestadores de servicios de provisión de trabajadores o formación, la movilidad laboral de los estibadores, el mecanismo de recolocación convencional y la separación de los centros portuarios de empleo y evitar riesgos sobre la competencia en el ejercicio de las funciones de formación de trabajadores, ha concretado la CNMC.

La Comisión Nacional ha destacado que la regulación del sector de la estiba portuaria ha experimentado importantes modificaciones tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del 11 de diciembre de 2014 en la que condenó a España por imponer a las empresas estibadoras la obligación de participar en el capital de una Sociedad Anónima de Gestión de Estibadores Portuarios (Sagep) y contratar con carácter prioritario a trabajadores de la Sagep y a un mínimo de tales trabajadores sobre una base permanente.

Competencia recuerda que los convenios colectivos no quedan excluidos de las normas de competencia

El órgano regulador de la competencia ha recordado que para dar cumplimiento a la sentencia, el Real Decreto-ley 8/2017 de 12 de mayo establece la libertad de contratación de estibadores y permite que las Sagep se reconviertan en una categoría de empresas de trabajo temporal denominadas centros portuarios de empleo. Para facilitar los cambios, establece un periodo transitorio que acaba el 14 de mayo. Asimismo ha señalado en su informe que los convenios colectivos “entre representantes de las empresas y trabajadores no quedan automáticamente excluidos de la aplicación de las normas de competencia y de las normas del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea sobre libertad de establecimiento y libre prestación de servicios”.


La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia recomienda derogar la función de la comisión paritaria de emitir informe en la contratación de nuevos trabajadores y evitar su acceso a información comercialmente sensible de las empresas estibadoras o los CPE.


La CNMC ha aconsejado evitar que la exigencia de un mínimo de personal fijo afecte a la competencia entre las empresas estibadoras y equiparar a Centro Portuario de Empleo y Empresas de Trabajo Temporal a efectos de poder acreditar el cumplimiento de las obligaciones de empleo fijo a través del personal de estas.


Competencia ha destacado que el Acuerdo Marco recoge entre los criterios conforme a los que se realizan las designaciones de personal que se prevé prioridad para el personal del Centro Portuario de Empleo. Este criterio distorsiona la competencia porque conlleva una ventaja con respecto al personal de las Empresas de Trabajo Temporal o de otros modelos de prestación del servicio y por ello recomienda revisar los criterios para eliminar esa priorización, a juicio de la CNMC.


Según la CNMC, las regulaciones sobre la promoción profesional contenidas en el borrador confieren un papel destacado a los Centros Portuarios de Empleo frente a las Empresas de Trabajo Temporal o a otros modelos de prestación del servicio en la formación y acreditación de los trabajadores, así como en el acceso a información y colaboración con las empresas estibadoras para organizar la formación, que pueden generar problemas de competencia”. Además, duda de la idoneidad “de que los trabajadores de los CPE puedan optar a promociones profesionales con carácter preferente respecto a otros puede generar distorsión en el mercado”.


El papel previsto para la comisión paritaria sectorial estatal de organización de excedentes de personal restringe la libertad de autoorganización empresarial de las empresas estibadoras. La información a la que tendrá acceso esta comisión paritaria se refiere indefectiblemente a la actividad de las empresas y, por tanto, debe ser considerada una información comercialmente muy sensible. Por ello, la CNMC ha recomendado plantear la función de la comisión paritaria regulada en este precepto sin perjuicio de que pueda tener un papel para facilitar la recolocación de los trabajadores excedentes, evitando que tenga acceso a información comercialmente sensible de las empresas.


Las disposiciones recogidas en el borrador del V Acuerdo Marco según la CNMC pueden restringir la competencia entre empresas o afectar a la libertad de establecimiento y son contrarios al espíritu de plena liberalización previsto en el marco regulatorio vigente, que dispone la libertad de contratación de trabajadores portuarios transcurrido el periodo transitorio de tres años previsto en la disposición transitoria primera del RD 8/2017 de 12 de mayo.


Competencia ha destacado que más allá “de que la tasa pueda condicionar las condiciones de competitividad de las empresas, se plantea nueva mente el problema de que la concreción de la misma para cada empresa requiere la intervención y el acceso a información sensible por parte de la comisión paritaria”. La CNMC ha señalado que en este concreto contexto, “la intervención de esta comisión paritaria parece innecesaria, puesto que esta obligación podría ser vigilada por los sindicatos, por lo que se recomienda eliminarla”.


Las funciones de la comisión de formación, ha destacado la CNMC, atribuyen a la comisión paritaria unas capacidades amplias, de cuyo ejercicio pueden derivarse restricciones sobre la competencia. En este sentido el organismo ha advertido de que cualquier modo de ejercer tales funciones que suponga, directa o indirectamente, un tratamiento desigual entre empresas, la atribución de exclusividades, o la creación de dificultades para el acceso a la actividad, o favorezca el alineamiento de comportamientos comerciales entre empresas o cualquier otra restricción de la competencia puede ser objeto de sanción. Asimismo, ha apuntado el riesgo de que las funciones relativas al establecimiento de criterios para la formación o el acceso de trabajadores, incluyendo la obligación de realizar prácticas no laborales, puede suponer la creación de barreras al acceso de la profesión.