29 de enero de 2023 | Actualizado 7:01

Jungheinrich contrae sus resultados por los efectos del coronavirus

El segmento de las carretillas contrapesadas con motor de combustión concentra el 70% de la disminución total de la demanda en el primer trimestre
Jungheinrich

Los efectos de la pandemia del coronavirus ha provocado una contracción de los resultados trimestrales en la empresa intralogística Jungheinrich. Según la cuenta de resultados de la compañía, sus beneficios se han situado en los 31,8 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que ha supuesto una reducción del 22% en comparación con el mismo periodo de 2019. Además, en los primeros tres meses del año, los nuevos pedidos se han reducido el 3,3% en comparación con el mismo trimestre en 2019, mientras que los ingresos del grupo han descendido en torno al 3%, con un total de 920 millones de euros, debido a la disminución en el negocio de carretillas nuevas. 

En este sentido, la compañía ha subrayado que “el volumen del mercado global para equipos de manutención ha descendido el 9% respecto al año anterior en el primer trimestre de 2020” y, por tanto, sus resultados se han situado por encima del mercado. Este descenso es consecuencia, en gran parte, de la fuerte reducción de la demanda en China, donde la pandemia del Covid-19 “ya había alcanzado su punto más alto en estos meses”. En concreto, el segmento más afectado por la disminución de la demanda han sido las carretillas contrapesadas con motor de combustión, que reúnen el 70% de las 36.000 carretillas menos vendidas por la empresa intralogística. 

Los pedidos de carretillas nuevas han registrado una caída del 10%, lo que ha supuesto 98 millones de euros menos

Los pedidos entrantes en todas las áreas de negocio en este periodo se han mantenido en unos niveles similares al ejercicio pasado, aunque con un decremento en torno al 0,5%. Los pedidos en cartera de carretillas nuevas han ascendido a 889 millones de euros este trimestre, lo que ha supuesto el 10% menos, es decir, 98 millones de euros menos que en 2019. Así, Jungheinrich ha cerrado el primer trimestre de 2020 con un EBIT de 53,7 millones de euros, el 10% menos. Las ganancias antes de impuestos (EBIT) de enero a marzo de 2020 ascendieron a 43,5 millones de euros, lo que supone el 23% menos que en el pasado ejercicio. Por último, su deuda neta ha registrado los 104 millones de euros a 31 de mayo 2020, mientras que en diciembre de 2019 se situaba en 172 millones de euros. 

De cara al resto del año, la compañía ha señalado que “el ritmo actual de la propagación de la pandemia, así como las medidas de contención implementadas por muchos países en la actualidad no permiten una evaluación confiable del desarrollo comercial de Jungheinrich en el transcurso del año”. Por tanto, el pronóstico se actualizará tan pronto “como los esfuerzos de contención global hagan que la pandemia se desacelere y el impacto en el desarrollo empresarial de Jungheinrich en el resto de 2020 se vuelva cuantificable de manera confiable”.