26 de noviembre de 2020 | Actualizado 19:02

Maersk logra beneficios hasta marzo a la espera de una caída del 20% en los volúmenes

El gigante marítimo mantiene sus resultados financieros en el primer trimestre del año y registra unos beneficios de 192 millones de euros
Maersk

El gigante marítimo A.P. Moller-Maersk ha mantenido sus resultados financieros en el primer trimestre del año, pese a recoger los primeros efectos del impacto del coronavirus en el comercio global. A pesar de la contracción en los ingresos de enero a marzo respecto al mismo periodo del año anterior, el grupo danés ha logrado unos beneficios de 192 millones euros, frente a las pérdidas de 586 millones que experimentó hasta marzo del último ejercicio. El resultados es producto de la evolución de su negocio de transporte marítimo de contenedores, el único que ha visto incrementar sus cifras en el primer trimestre. En todo caso, “la demanda global continúa significativamente afectada y esperamos que los volúmenes bajen en el segundo trimestre en todos los negocios, posiblemente hasta el 20% o 25%”, ha advertido el consejero delegado de la compañía, Soren Skou.

El cash flow de las actividades operativas ha caído a 1.120 millones de euros, de los 1.370 millones de 2019. En cuanto a los retornos en capital invertido, estos han crecido en el último año el 3,8%, ya que la naviera ha mejorado los ingresos y reducido la inversión en capital. Por su parte, la deuda se ha mantenido prácticamente estable, situándose en los 11.000 millones de euros.

“Esperamos que todos nuestros volúmenes bajen entre el 20% y el 25% en el segundo trimestre”
Soren Skou Consejero delegado de A.P. Moller-Maersk

El negocio de transporte marítimo de contenedores ha registrado un crecimiento de ingresos en el primer trimestre, desde los 6.460 del primer trimestre de 2019 hasta los 6.640 millones de euros del mismo periodo de este año. Por su parte, el Ebidta del principal segmento de actividad de Maersk ha aumentado el 25%, hasta los 1.080 millones de euros. Este dato ha sido posible gracias a factores que han compensado el aumento de costes de combustible derivados de la IMO 2020, como, por ejemplo, la estrategia de autoaprovisionamiento de bunkering y ajustes de capacidad para mitigar el declive de volúmenes por la pandemia.

230 servicios cancelados

Maersk prevé cerrar la primera mitad del año con 230 ‘blank sailings’, la mayor parte en el segundo trimestre

Asimismo, Maersk ha explicado que, hasta marzo, se ha visto obligado a aplicar más de 90 ‘blank sailings’, lo que ha llevado a reducir el 3,5% la capacidad de transporte de la naviera. A esto, se suma la previsión de 140 nuevas cancelaciones de este tipo en el segundo trimestre. “En el segundo trimestre, continuaremos con medidas para mitigar el impacto de una demanda en contracción”, ha puntualizado la naviera.

En referencia a las actividades del lado tierra, el segmento de logística y servicios asociados, excluyendo el negocio transitario, ha mejora su Ebidta de 44,2 millones de euros a 63,6 millones, pese a la caída de los ingresos de 1.380 millones de euros a 1.290 millones. Por su parte, el volumen de negocio en terminales (APM Terminals) y remolque ha caído de 920 millones de euros a 840 millones, aunque el Ebidta ha aumentado de 248 millones de euros a 254 millones.