5 de diciembre de 2020 | Actualizado 18:53

La mitad de los proyectos de automatización corresponden a terminales ya existentes

La actual situación provocada por la pandemia del coronavirus provocará retrasos en los proyectos de automatización previstos para los próximos años
Kalmar

La automatización o semiautomatización de terminales portuarias de contenedores es una tendencia creciente en los últimos años. Si bien, como ha advertido el director de Logística Portuaria de la Fundación Valenciaport, José Andrés Giménez, el “50% de los proyectos de automatización previstos para los próximos cinco años se realizarán sobre terminales ya existentes (brownfield)”. En este sentido, Giménez ha cifrado la inversión prevista para este periodo en proyectos de automatización entre “entre los 4.550 millones de euros y los 13.660 millones de euros”, aunque ha matizado que la “actual situación provocada por la pandemia del coronavirus puede retrasar estos proyectos”.

La falta de estándares es una de las principales barreras para la automatización de las terminales

Giménez ha destacado la diversidad de tecnologías de automatización de las terminales “para las que no existen estándares comunes en la actualidad, por lo que no pueden ser proyectos llave en mano debido a la gran diferencia entre los fabricantes e integradores de las terminales”. Estamos “lejos de soluciones integrales y estándares tecnológicos, lo que es una barrera para la automatización porque en la mayoría de los casos son proyectos que hay que empezar de cero”, ha señalado el director de Logística Portuaria de la Fundación Valenciaport. Esta falta de estandarización se debe “al desarrollo de soluciones aisladas y a no compartir el conocimiento”. En todo caso, también ha señalado que la industria “ha reconocido que para seguir avanzando en la automatización de las terminales hay que desarrollar unos estándares o grupos de estándares para las operaciones portuarias”.

El ámbito laboral también ha sido analizado en el webinar organizado por la Fundación Valenciaport ante el debate sobre si la automatización va a eliminar puestos de trabajo. José Andrés Giménez se ha mostrado más partidario de la “evolución de los perfiles laborales frente a la disrupción”. Para ello, a su juicio, es necesario “anticiparse al cambio, que nos pondrá en mejor posición para responder”. Giménez ha señalado la necesidad de que se realice “una transición progresiva y coordinada entre los agentes sociales y políticos del sector” y ha destacado su convencimiento de que el factor humano “seguirá siendo clave para la competitividad”.