24 de septiembre de 2020 | Actualizado 18:14

Amazon fracasa en su plan para convertir empleados en emprendedores de última milla

El sindicato CCOO solo tiene constancia de un trabajador que haya logrado montar su propio negocio de reparto dentro del programa de la multinacional
Amazon

La multinacional Amazon presentó hace un año un plan de incentivos para promocionar el emprendimiento de parte de sus empleados en el ámbito de la última milla. Concretamente, lanzó el programa Delivery Service Partner (DSP) en diversos países, España entre ellos, con el objetivo de que algunos de sus empleados fijos se convirtieran en propietarios de un pequeño negocio de reparto de paquetería para el propio marketplace y otros posibles clientes. Un año después, Amazon España ha declinado realizar comentarios al respecto y el sindicato CCOO ha confirmado que solo tiene constancia de un trabajador que haya logrado sacar adelante un proyecto dentro de este programa apadrinado por la compañía.

El sindicato se ha felicitado por la escasa acogida de la iniciativa, ya que sostiene que este programa de Amazon persigue “bordear la ley laboral”, así como “incentivar a los falsos autónomos”. El programa Delivery Service Partner se creó con la finalidad de favorecer la colaboración de estas empresas de transporte en el reparto de paquetería en la Península Ibérica, según Amazon. Simplemente “busca fomentar el emprendimiento para aquellas personas que tuviesen el deseo de crecer y crear su propia empresa, así como generar empleo”, según la multinacional. Para ello, ofrece apoyo a los interesados en la iniciativa que, según los datos de CCOO, no ha suscitado interés o éxito entre los trabajadores. 

CCOO opina que este programa busca bordear la ley laboral e incentivar a los falsos autónomos

El programa promete a sus trabajadores un potencial beneficio anual de entre 50.000 y 100.000 euros para aquellos partners que operen una flota de entre 20 a 40 vehículos. Además, el gigante estadounidense asegura que se les “facilitará el acceso a un gran volumen de envíos, acceso a la alta tecnología de la compañía, formación práctica y descuentos en un conjunto de bienes y servicios”, además de sufragar los costes de la puesta en marcha y el equivalente a tres meses de salario bruto antes de la creación de la nueva empresa. Así, Amazon esperaba añadir a su red docenas de nuevos proveedores de servicios de reparto, para que estos, posteriormente, se incorporasen a la red de transportistas de la firma en países como España, Reino Unido y Estados Unidos. 

AMAZON CIERRA SU SUPERMERCADO PARA CLIENTES PRIME
El servicio Amazon Pantry, un supermercado exclusivo para sus clientes Prime, no celebrará su cuarto aniversario en España. Según ha comunicado la compañía, del mismo modo que sucederá también en otros países, “cerrará el 30 de junio”. Hasta ese día, se podrán realizar pedidos como hasta ahora y, posteriormente, “la mayoría de los productos más vendidos en Amazon Pantry estarán pronto disponibles en Amazon con envíos más rápidos y sin importe mínimo de compra, junto con otros miles de productos de bajo precio ya disponibles”. La multinacional no ha ofrecido motivos o causas para tomar la decisión de cerrar este servicio para sus clientes Prime, que permitía la recepción de productos de supermercado con una tarifa plana de 4,99 euros por envío.