4 de diciembre de 2020 | Actualizado 19:06

España recibirá 56,7 millones para reparar daños en las infraestructuras de transporte

Los fondos de la UE se emplearán para mitigar los daños en infraestructuras viarias, ferroviarias y aeroportuarias provocados por los temporales de 2019
Adif

España presentó en noviembre de 2019 una solicitud al Fondo de Solidaridad del Parlamento Europeo para mitigar los daños provocados por las inundaciones en las infraestructuras estatales de transporte. En total, el organismo europeo ha decidido conceder una ayuda del 2,5% de los fondos liberados para 2020, lo que supone un total de 56,74 millones de euros destinados a España. Estos fondos irán destinados directamente a la reparación de daños provocados por los temporales del invierno pasado que dañaron gravemente las infraestructuras viarias, ferroviarias y aeroportuarias, entre otras. 

En septiembre de 2019, el fenómeno meteorológico comúnmente conocido como ‘Dana’ -depresión aislada en niveles altos- provocó precipitaciones extremas que ocasionaron violentas inundaciones en la Comunidad Valenciana, Murcia, Castilla-La Mancha y Andalucía, además de la muerte de ocho personas en España. Para hacer frente a la reparación de estos daños, que España ha cuantificado en torno a los 2.269,7 millones de euros, la comisión de presupuestos del Parlamento Europeo ha aprobado un total de 279 millones del Fondo de Solidaridad. Además de España, que recibirá 56,7 millones, Italia recibirá unos 211,7 millones, Portugal unos 8,2 millones, y Austria otros 2,3 millones. 

Los Fondos de solidaridad 2020 desembolsarán 279 millones que destinarán a España, Italia, Portugal y Austria

“El objetivo de esta asistencia urgente de 279 millones de euros es reconstruir las infraestructuras e impulsar la economía de las regiones más afectadas”, ha explicado el Parlamento Europeo. No obstante, antes de completar el desembolso del dinero, el pleno de la institución deberá confirmar la aprobación de estas ayudas en su próxima sesión en el mes de junio, así como el Consejo Europeo también deberá dar luz verde y adoptar el texto formalmente.