26 de octubre de 2020 | Actualizado 5:52

El Ayuntamiento de Madrid se compromete a instalar puntos de carga y descarga inteligentes

Esta iniciativa se enmarcará como uno de los ejes prioritarios de la estrategia Madrid 360 para descongestionar la distribución urbana de mercancías
Ayuntamiento de Madrid

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante, ha confirmado este miércoles que el consistorio llevará a cabo definitivamente el proyecto de carga y descarga inteligente. Así lo ha manifestado durante su intervención en el Executive Forum, en la que ha llamado la atención sobre la necesidad de incluir la distribución urbana de mercancías (DUM) en el debate para la mejora de movilidad y la sostenibilidad en la ciudad. 

Este encuentro sobre los retos de movilidad en un escenario postcoronavirus ha puesto de relieve el protagonismo de a actividad logística en la ciudad, puesto que supone entre el 15 y el 20% de todo el tráfico de Madrid, así como el 10 y el 15% de todas las emisiones contaminantes. Además, el delegado de Medio Ambiente ha recordado el gran impacto que va a suponer el incremento de las ventas online y del consiguiente reparto a domicilio, que hasta ahora “se ha dado en las mejores condiciones por la reducción de la movilidad en el 90%”. No obstante, para afrontar la duplicación de las cifras del ecommerce, será necesario enfocar mejor las medidas para facilitar la distribución, así como “incrementar la cuantía de las ayudas concedidas al sector”, ha reconocido Borja Carabante. 

“Tenemos pensado incrementar la cuantía de las ayudas para hacer más eficiente al sector”
Borja Carabante Delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid

En este sentido, la administración municipal ha anunciado que el plan de medidas de movilidad urbana y anticontaminación Madrid 360 adoptará una solución inteligente para la carga y descarga, como propuso al consistorio meses atrás la de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM). En Madrid, existen actualmente unos 9.000 puntos de reserva para esta labor, si bien, Borja Carabante ha apuntado que “no sabemos si se emplean de manera eficiente ni cuál es su uso real, puesto que han sido implantados de manera aleatoria y no en base a los datos que podrían ofrecer”. El delegado de Medio Ambiente del Ayuntamiento ha señalado, por tanto, que “tenemos que acomodar esa oferta de espacio público para carga y descarga a la demanda real, así como trabajar para mejorar los horarios de reparto”.

Por otro lado, Carabante también ha destacado que otra de las estrategias contempladas es el establecimiento de “minihubs logísticos” para facilitar la distribución urbana de mercancías y el microreparto para reducir los desplazamientos a domicilio. “Debemos ser más eficientes, y para ello debemos regularlo y basarnos en datos reales”, ha manifestado el portavoz. Además, también ha afirmado que “es esencial que participen las empresas en las políticas de desarrollo de distribución urbana de mercancías para configurar cuál es el modelo más eficiente”.