24 de octubre de 2020 | Actualizado 15:20

La nueva normalidad refuerza el escenario de una mayor concentración naviera

Las adquisiciones, fusiones y nuevas alianzas abren la puerta a compartir gastos y reducir riesgos en ámbitos como el de la sostenibilidad o la tecnología
Port of Long Beach

El nuevo horizonte creado por el coronavirus, sumado a la cada vez mayor necesidad de inversión en tecnología y sostenibilidad por parte de las navieras, abre la puerta a que las tres grandes alianzas marítimas (2M, Ocean Alliance y THE Alliance) se reduzcan a dos en un futuro. Así lo ha pronosticado el director general en España de Cosco Shipping Lines, Albert Oñate, en el marco de unas jornadas organizadas por BCN-Catalunya Centre Logístic, la Autoridad Portuaria de Barcelona y Casa Asia. En este sentido, Oñate ha detallado que se producirán cambios. “Será difícil aguantar la actual situación de flujos de carga” y porque “la capacidad económica de las navieras está llegando al límite”, ha vaticinado el directivo de Cosco Shipping Lines.

En concreto, “posiblemente se reduzca el número de navieras vía adquisiciones, fusiones y nuevas alianzas para compartir gastos y reducir riesgos”. Ante este escenario, los armadores más pequeños serán los que se verán afectados en un mayor grado, aunque “se abrirán oportunidades regionales para compañías de tamaño medio”, según Albert Oñate. Por su parte, el director de Estrategia de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Jordi Torrent, ha señalado que “esta crisis no va a comportar ningún cambio estructural importante, pero acelerará los procesos embrionarios”. El directivo de Cosco Shipping Lines ha coincidido al afirmar que “los hubs regionales podrán complementar los grandes flujos Este-Oeste” y que “las estrategias de escala tendrán un peso importante en las navieras”.

“Esta crisis no provocará cambios estructurales importantes, pero acelerará los embrionarios”
Jordi Torrent Director de Estrategia del puerto de Barcelona

Otra tendencia que ya se observa en la industria marítima es el protagonismo de los megabuques. En este ámbito, desde Cosco Shipping Lines han subrayado que “su construcción no va acompasada con las crisis” y que “se va añadiendo capacidad a un mercado que se antoja cada vez más complicado e impredecible”. A este respecto, Oñate ha recordado que “España es el único país de Europa que tiene tres puertos capaces de acoger buques de estas características”, ha manifestado en referencia a los puerto de Algeciras, Barcelona y Valencia.

La pandemia ha propiciado, a su vez, un aumento de los blank sailings y la reducción de escalas. “Este año se han dado picos del 45% en servicios de este tipo, ya que no había carga ni se podía contribuir a una mínima rentabilidad”, ha explicado Albert Oñate. No obstante, Jordi Torrent ha puntualizado que “a pesar de los blank sailings, las cadenas globales de suministro han funcionado bastante bien, lo que pone en duda un poco el deseo de reindustrialización en algunos casos”. En cuanto a la estrategia de Cosco Shipping Lines se refiere, Oñate ha adelantado que “queremos crecer y estamos estudiando diferentes posibilidades”. En concreto, una de ellas es el desarrollo de servicios integrales, digitalización y robotización: “Con los 'extended services' consideramos que podemos llegar a sitios donde no llegamos ahora”, ha añadido.

“España es el único país de Europa que tiene tres puertos capaces de acoger megabuques"
Albert Oñate Director general de Cosco Shipping Lines

EL IMPACTO DE LA REAPERTURA DE LAS FÁBRICAS CHINAS
Las medidas adoptadas por el Gobierno chino para combatir el coronavirus han propiciado la reapertura de las fábricas en los últimos meses, así como el reinicio de las exportaciones. “Las industrias se encuentran en un factor de recuperación del 90% o 95%”, ha constatado el socio de Cuatrecasas Omar Puertas. A pesar de ello, según las últimas estadísticas de las aduanas chinas, las exportaciones del país asiático han crecido de forma leve. El sector más afectado es el de las pymes, mientras que aquellas fábricas con contratos a largo plazo, como las del sector textil, registran mejores resultados.

Según Omar Puertas, “el índice de producción manufacturera en China lleva bajando desde 2012”, pues el gigante asiático “quiere apostar menos por la exportación y más por los servicios y la construcción”. Sin embargo, el socio de Cuatrecasas también ha añadido que, en la actual coyuntura, ha caído más la importación que la exportación . “En el resto de año, se tenderá a buscar mercados más locales en China o Asia, en vez de depender tanto de mercados exteriores”, ha augurado.

“China acabará el año bastante bien, sería raro que registrase un crecimiento inferior al 4%”
Omar Puertas Socio de Cuatrecasas

En cuanto a las previsiones anuales se refiere, Puertas ha estimado que “China acabará el año bastante bien, sería raro que registrase un crecimiento inferior al 4%”.  Por su parte, Oñate ha valorado que la actual situación de crisis no solo se debe a la pandemia, pues “venimos de una guerra comercial entre China y Estados Unidos con afectación a los volúmenes y empezamos el año con el cambio de combustibles”.

Torrent ha coincidido al recordar que “el mundo marítimo ha vivido 30 años de bonanza, de los 80 al 2008, con un crecimiento a dos dígitos basado en unos factores que se están acabando”. Entre ellos, el directivo del puerto de Barcelona ha citado el elevado proceso de contenerización de productos, el tráfico de combustibles fósiles convencionales o la liberalización del comercio.